México, 2 de octubre de 1968

Ir abajo

México, 2 de octubre de 1968 Empty México, 2 de octubre de 1968

Mensaje  Ety el Jue Oct 02, 2008 6:16 pm

El día de hoy se conmemoran los cuarenta años de la matanza a estudiantes en la Plaza de Tlatelolco, México, un hecho más que marco los suceso de ese año, cuyo objetivo era la búsqueda de la libertad y el derrocamiento de la represión. Lamentablementa, el entonces presidente, Gustavo Días Ordaz, le ordenó al ejército apuntar conta los estudiantes que esa tarde se reunieron pacíficamente en la plaza. El resultado es seguramente conocido por todos.

Les dejó acá, la Editorial que hoy publica el periódico la Jornada, que además de rememorar los hechos, hace un breve recorrido por todos los acontecimiento que han marcado la falta de voluntad del pueblo en los últimos años.

Agrego que el día de hoy se esperan varias marchas y muchos eventos como un homenaje a los caídos este día.

Dos de octubre, no se olvida

Hace 40 años, ante los reclamos estudiantiles de apertura, justicia y sensibilidad, el régimen político mexicano recurrió al crimen de lesa humanidad para salvaguardar su autoritarismo y su cerrazón.

El movimiento del 68 fue sucedido, en los años siguientes, por los esfuerzos democratizadores de la izquierda y de la derecha, así como por organizaciones que de la masacre del 2 de octubre perpetrada en Tlatelolco concluyeron la imposibilidad de transformar el poder público de manera pacífica. Para hacer frente a esos intentos, los gobiernos de Luis Echeverría Álvarez y José López Portillo no recurrieron a las leyes e instituciones vigentes, sino que organizaron aparatos represivos ilegales que pusieron en práctica, en territorio mexicano, métodos similares a los de las dictaduras militares de Centro y Sudamérica: la desaparición forzosa, la cárcel clandestina, la tortura y el asesinato de los implicados en los grupos guerrilleros, de sus familiares e incluso de ciudadanos ajenos a la lucha armada.

Cuatro décadas más tarde, la sociedad ha experimentado una transformación cívica y política profunda, gracias, en parte, a la reflexión nacional a la que obligaron los sucesos referidos: el país tiene, hoy, una ciudadanía mucho más consciente de sus derechos políticos, más participativa, más tolerante, más habituada a la puralidad y más crítica de la autoridad que en 1968. En contraste, el poder público ha evolucionado mucho menos, y lo ha hecho forzado por las circunstancias y por la presión social, a regañadientes y con regateos. El viejo monolitismo priísta fue remplazado por negociaciones cupulares que se imponen siempre que pueden sobre los avances del federalismo, de la división de poderes y de la cultura de la legalidad. El Ejecutivo federal ha perdido muchos de los mecanismos de control político que ostentaba en tiempos de Díaz Ordaz –aquellos llamados “poderes metaconstitucionales”– pero ha mantenido intactas la arrogancia y la insensibilidad que caracterizaban a las antiguas presidencias.

En 1988, ante la insurgencia electoral que se articuló en torno a la candidatura de Cuauhtémoc Cárdenas, el gobierno de Miguel de la Madrid recurrió a la distorsión masiva del sufragio ciudadano, y hace apenas dos años, el panista Vicente Fox se empeñó en ejercer lo que consideraba su derecho de imponer al sucesor en el cargo. Con una legitimidad mucho menor, pero con las inercias autoritarias características del viejo presidencialismo, Felipe Calderón Hinojosa pretende ahora imponer al país una privatización de la industria petrolera que es rechazada por una importante porción de la ciudadanía y que, si bien es conveniente para el entorno empresarial –particularmente, para las empresas extranjeras–, va en contra de los intereses nacionales básicos.

El atraso político de los gobernantes es determinante para que persistan hoy día algunos de los rasgos más exasperantes del viejo régimen y contra los cuales se manifestaron los estudiantes hace cuatro décadas. Un ejemplo de ello es la inveterada impunidad de quienes, desde el poder, cometen atropellos contra los ciudadanos, y que se expresa justamente en la ausencia de justicia ante los crímenes del 68: de Echeverría a Calderón, siete presidentes han encubierto y protegido a los responsables intelectuales de la barbarie de Tlatelolco, como lo señaló ayer, en un mensaje al gobierno mexicano, la organización humanitaria Amnistía Internacional (AI). A 40 años de aquel suceso, la falta de esclarecimiento “ha dejado una herida muy profunda en el pueblo de México” y persisten los “obstáculos que impiden llevar a los responsables ante la justicia”, señala la carta firmada por Karrie Howard, directora adjunta del Programa para América de AI.

Otro lastre insoslayable que el México actual arrastra desde hace cuatro décadas es el de la criminalización de la disidencia, la represión de las oposiciones políticas y sociales y los atentados a la libre manifestación efectuados desde las cúpulas de las instituciones. Son ilustrativas, a este respecto, la existencia de presos políticos en las cárceles del país –dirigentes y activistas de San Salvador Atenco y del movimiento popular oaxaqueño, por ejemplo–, así como la insostenible decisión del Instituto Federal Electoral de imponer una multa millonaria al Partido de la Revolución Democrática (PRD) por la protesta que seguidores del ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador protagonizaron en el Paseo de la Reforma y en el Zócalo de esta capital en agosto y septiembre de 2006, tras los desaseados comicios presidenciales de aquel año.

El 2 de octubre de 1968 no se olvidará nunca, pero es posible y deseable cerrar la herida que dejaron la represión brutal y el asesinato masivo ordenados por una presidencia soberbia, insensible y autoritaria. Para ello se requiere esclarecer y hacer justicia, y disponer de un poder público que le garantice al país y al mundo que esos hechos atroces no van a repetirse nunca más.
Ety
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Volver arriba Ir abajo

México, 2 de octubre de 1968 Empty Re: México, 2 de octubre de 1968

Mensaje  Damablanca el Jue Oct 02, 2008 10:52 pm

No se olvida, Ety. Creo que nadie lo ha olvidado y deseamos que algo así no suceda nunca jamás.
¡Nunca!

Damablanca.
Damablanca
Damablanca

Cantidad de envíos : 5190
Localización : España
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Volver arriba Ir abajo

México, 2 de octubre de 1968 Empty AÑO 1968. Cuántos acontecimientos "marcadores" en 365 DÍAS.

Mensaje  Ana Yajaira Salazar el Sáb Oct 04, 2008 3:54 am

El mayo francés
Por: Ernesto J. Navarro/ Bolpress
Fecha de publicación: 07/05/05


La juventud universitaria decidió manifestar su descontento con el modelo cultural de Paris. Obreros se sumaron a la protesta generada en el Barrio Latino. De Gaulle, presionado, disuelve la asamblea y llama a elecciones. Se gestó una revolución social.

El lunes 6 de mayo de 1968 la universidad Sorbona de París, Francia, era un hervidero de convulsiones estudiantiles. Dos días antes, la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de Nanterre, habían intentado participar en la manifestación obrera.

El 4 de mayo la facultad de Nanterre fue cerrada por sus autoridades, a la vez que se abría un expediente a Daniel Cohn-Bendit, portavoz más conocido del Mouvement 22 mars. 24 horas más tarde los estudiantes colmaron el patio central de la Sorbona para protestar contra el cierre y por la comparecencia de ocho estudiantes ante el consejo de disciplina.

El rector llamó a la policía y por la fuerza, el edificio fue desalojado. Los estudiantes franceses invadieron el Barrio Latino de Paris. Allí tomaron la decisión de adelantar otras y más contundentes acciones de protestas y en las noches de los días 6 y 7 de mayo de 1968, las calles se llenaron de barricadas y enfrentamientos con la policía. La juventud universitaria en actitud de combate revolucionario, le dio un nacimiento de fuego a aquel mayo que pasaría conocerse como "el mayo francés".

Entre las horas que corrieron del 6 y al 11 de mayo, la revuelta de los universitarios de la Sorbona alcanzó toda la extensión del denominado Barrio Latino. Se trató de una oleada de espontaneidad causado por la decisión de las autoridades de permitir el acceso de la policía a los patios universitarios.

Se suman los obreros

Al llegar el 11 de mayo el sindicato de la enseñanza superior se unió a los estudiantes. Los comités de acción comenzaron a dirigir y organizar éste movimiento. Durante todo el día París estuvo ocupado por las manifestaciones estudiantiles. Los comités de acción de enseñanza media declararon la huelga en los liceos.

Los hechos parecían ir a una velocidad que los hacía incontrolables para las autoridades. Tras una noche de enfrentamientos con la policía, una manifestación de más de 50.000 personas recorrió el centro de París desde el Barrio Latino hasta lEtoile.

Jacques Sauvageot, Alain Geismar y Cohn-Bendit, destacaron como voceros a lo largo del recorrido. Las reivindicaciones de estos primeros días se centraban en la liberación de los estudiantes encarcelados, la reapertura de la Sorbona y la retirada de la policía del Barrio Latino.

La convulsión estudiantil no cesaba, lo que motivó –el día 13 de mayo- que las grandes centrales sindicales: CGT, FEN, SNE-sup, FO, CFDT y CGC llamaran a la huelga general bjo el lema "alto a la represión, libertad, democracia, viva la unión de obreros y estudiantes".

14 de mayo de 1968. Obreros de la Sud-Aviation de Nantes ocuparon la fábrica. Se abría una nueva dinámica en la que obreros se incorporaban a la revuelta iniciada por estudiantes.

Dos días más tarde, una concentración de los trabajadores de la Renault-Billancourt marcaba un punto de inflexión que otorgaba nuevas dimensiones a la protesta iniciada en la Sorbona el día 6 de mayo.

Vacío de poder

Al pasar de una semana Francia estaba totalmente paralizada. Comenzaban a escasear los artículos de primera necesidad, también el combustible y hasta el servicio de electricidad.

Durante esos días se produjo un auténtico vacío de poder. El presidente Charles De Gaulle, el gobierno y los partidos se vieron humanamente sobrepasados por una situación cuyas raíces y dimensiones no llegaban a comprender.

Los sindicatos quisieron tomar el control de las protestas, imprimieron un comunicado conjunto sobre la base de una serie de reivindicaciones laborales. De Gaulle decide disolver la Asamblea Nacional y llama a elecciones, parecía mermar el conflicto, pero no estaba del todo desactivado.

De vuelta a la Sorbona

Las manifestaciones públicas, cualquiera que fuera, así como los grupos de la extrema izquierda fueron prohibidas y disueltos por decreto. El 16 de junio, los estudiantes volvieron a las aulas de la Sorbona.

El 23 mayo, sería un día crucial para el movimiento iniciado el 6 de mayo de 1968. Llegó el día de las elecciones, la derrota electoral de la izquierda fue aplastante, así como claro el triunfo de los gaullistas y sus aliados. Así se ponía un sello final al mayo del 68, al mayo francés.

Francia había estado al borde del abismo

Mayo del 68 fue el crisol en el que se fundieron todos los síntomas del malestar que arrastraba la sociedad francesa. Al mayo francés quisieron fracasarlo en ese momento, pero trascendió a las barreras del tiempo y terminó transformando, no sólo a la sociedad francesa, sino al resto del mundo, como un ejemplo de voluntad.

Las consignas como el reconocimiento de los derechos de la mujer, la liberalización de las costumbres, la democratización de las relaciones sociales y generacionales, la destrucción del autoritarismo en la enseñanza, parieron desde las calles de París una nueva visión de los seres humanos.

Algunas de las consignas más famosas:

Seamos realistas, pidamos lo imposible.

Paren el mundo que me quiero bajar

Los que hacen las revoluciones a medias no hacen más que cavar sus propias tumbas.

El patrón te necesita, tú no necesitas al patrón.

Trabajador: Tienes 25 años, pero tu sindicato es del siglo pasado.

Están comprando tu felicidad. Róbala.

Fuentes:

Frases obtenidas de "http://es.wikipedia.org/wiki/Mayo_franc%C3%A9s"

Textos consultados:

Alfredo Alpini. Cuadernos de Marcha. "Los Estudiantes"

Méjico, 1968:
Matanza en la Plaza de las Tres Culturas (Tlatelolco)

Méjico, 2 de octubre de 1968. Diez días antes del inicio de los Juegos Olímpicos, el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz liquida a sangre y fuego la revuelta estudiantil, entre 300 y 500 jóvenes mueren masacrados por disparos del Ejército en la Plaza de Tlatelolco, también conocida como Plaza de las Tres Culturas. Más de 6.000 son detenidos.

Durante los últimos 33 años, los diferentes gobiernos del PRI mantuvieron la tesis oficial de que fueron los estudiantes quienes iniciaron los tiroteos con francotiradores colocados en los edificios de la plaza. Esa versión fue rebatida por muchos de los protagonistas e investigadores, los testimonios hablaban de lo contrario: de agentes provocadores infiltrados, de gente vestida de civil con guante blanco en la mano izquierda que iniciaron el fuego indiscriminado.

Las fotografías, proporcionadas por un informante anónimo a la corresponsal en Madrid de la Revista mejicana «Proceso», constituyen una prueba inédita e irrefutable de lo que era un secreto a voces: la matanza de Tlateloco fue un sangriento crimen de Estado. Muestran por primera vez las caras de los verdugos, y la acción de los hombres del guante blanco del Batallón Olimpia (siempre negada por el gobierno) así como la perfecta coordinación de éstos con el Ejército. Según el informante, las fotos fueron tomadas por un fotógrafo del gobierno lo cual pone de manifiesto la convicción de total impunidad con que actuaron los verdugos que dejan ser retratados; pero también demuestran que en los archivos oficiales del Estado mejicano debe existir la documentación más que suficiente para conocer las responsabilidades y hacer justicia.

Una vez más, la lucha contra la impunidad en un país hispano puede contribuir no sólo a saldar la deuda pendiente con las víctimas y juzgar a los responsables de los crímenes de Estado; sino a destapar las tramas de la sangrienta represión que en Iberoamérica acaba siempre concluyendo en algún despacho oficial de los EEUU.

Fotos inéditas de la represión

En la serie de fotografías publicadas en la revista Proceso y en el diario El Mundo aparece cómo los estudiantes detenidos fueron torturados por los paramilitares y el Ejército. La secuencia se desarrolla en los sótanos del Edificio Chihuahua, situado en la plaza y recogen la detención y tortura de los líderes estudiantiles integrantes del Comité Nacional de Huelga.

Las fotografías constituyen una prueba irrefutable de que la matanza de Tlatelolco fue un crimen de Estado. Los verdugos se dejaron retratar convencidos de que sus crímenes quedarían impunes


Las pruebas documentales del reportaje gráfico demuestran que en los archivos oficiales del gobierno han de existir pruebas más que suficientes para esclarecer los hechos y encausar a los responsables.

La brutalidad de los paramilitares obliga a poner a algunos detenidos en manos de los sanitarios. Los torturadores se muestran insultantemente alegres y satisfechos de su trabajo.


"...TEMPRANO LEVANTÓ LA MUERTE EL VUELO..."

Saludos,
Yajaira.
Ana Yajaira Salazar
Ana Yajaira Salazar

Cantidad de envíos : 1098
Edad : 65
Localización : Isla Margarita, Estado Nueva Esparta. Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2008

Volver arriba Ir abajo

México, 2 de octubre de 1968 Empty Re: México, 2 de octubre de 1968

Mensaje  Damablanca el Sáb Oct 04, 2008 1:10 pm

Y en ese mismo contexto, en 1968, también hay que recordar "La primavera de Praga"...

http://es.wikipedia.org/wiki/Primavera_de_Praga

No creo que ninguno de los que deseamos el triunfo de la justicia y la libertad en el planeta podamos ver con buenos ojos lo acontecido.

Abrazos,
Damablanca.
Damablanca
Damablanca

Cantidad de envíos : 5190
Localización : España
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Volver arriba Ir abajo

México, 2 de octubre de 1968 Empty Re: México, 2 de octubre de 1968

Mensaje  Ety el Dom Oct 05, 2008 3:54 am

Por supuesto que en México fue Díaz Ordaz quien organizó esa tarrible carnicería, los estudiantes simplemente protestaban, pero no estaban armados.

Díaz Ordaz siempre estuvo "orgulloso" de su mandato, especialmente de la manera en que detuvo a los estudiantes, para, de acuerdo a lo que planteó, darle paz a México, y permitir que las Olimpiadas se llevaran al cabo en un clima de armonia.

Por eso, el 2 de octubre no se olvida en México, y seguramente en muchas partes del mundo. Tal y como sucede con los otros movimientos que ese año parecían traer nuevos aires de libertad al mundo.

Ety
Ety
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Volver arriba Ir abajo

México, 2 de octubre de 1968 Empty Re: México, 2 de octubre de 1968

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.