El Club de las Segundas Esposas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Club de las Segundas Esposas

Mensaje  Ety el Lun Mayo 17, 2010 3:16 am

Las segundas esposas se alían
Mujeres de hombres divorciados arremeten en Internet contra las ex de sus maridos


Imaginen tener que mantener a los hijos de "la otra". Hace dos años, Elena Porras Sánchez sufrió una sentencia sin precedentes: un juez de primera instancia de Girona estimó que sus ingresos (900 euros del paro) debían pagar parte de la pensión que su pareja le pasa a la niña que tiene con su ex mujer. La Audiencia de Girona anuló la insólita decisión poco después, pero el asunto le ha servido a Elena para escribir una novela "inspirada en un caso real". ¡¡Paga y calla!! se publica a finales de mayo. "No es rencorosa, pero sí muy políticamente incorrecta. Arremete contra un ministerio que no me parece nada igualitario y contra un sistema judicial injusto", dice su autora. "Lo he escrito por necesidad", continúa, "mucha gente se sentirá identificada con el personaje ya que pone el dedo en la llaga". La llaga es la discriminación que sienten las nuevas parejas de personas divorciadas. "No me gusta la etiqueta segunda esposa", dice Elena, "prefiero esposa actual". En su novela ironiza: "¿Por qué no contabilizar también los morreos?". "Puestos a contar, una puede ser la segunda esposa de alguien o el polvo 1.456... Es absurdo considerar a una persona por el puesto en el que ha llegado".


"Llevo nueve años de relación siendo 'la otra', soportando malas caras", dice Ruth C. de la ex de su marido

Sin embargo, la etiqueta segunda esposa ya ha calado. Tanto, que mujeres -y hombres- que no están necesariamente casados, comparten experiencias y agravios en Internet. En el Reino Unido, el Club de las Segundas Esposas (www.britishsecondwivesclub.com) tiene cinco años y 3.500 miembros. Su envergadura hace incluso que publiquen encuestas que concluyen, por ejemplo, que el 63% de sus afiliadas sufren estrés, migrañas, pérdida de peso o alteraciones del sueño. "A no ser que hayas pasado por esta situación no puedes comprender lo que se siente", explicaba su fundadora Linda Mellor hace unas semanas en The Times. En el Reino Unido, el 40% de todos los matrimonios son segundas (o posteriores) nupcias. En España, el 11,3% de hombres y el 10,3% de mujeres que se casan están divorciados.

"Nadie explica nuestra problemática, te sientes muy incomprendida", explica Nuria Sauné, administradora del foro español El Club de las Segundas Esposas en Yahoo. Lo inició otra mujer hace nueve años y tiene unos 1.000 miembros. "Ser una segunda esposa no significa ser una esposa de segunda", dice Sauné. Según ellas, la ley sobreprotege a las primeras. Su queja: favorecer a la mujer frente al hombre en los divorcios acaba perjudicando a la mujer que viene después. En su opinión, "los niños con mejores dientes son siempre hijos de divorciadas". En el foro aludido, los hijos del primer matrimonio siempre van a colegios privados, estudian másteres, llevan mejores bambas, viven en casas más lujosas y sus madres no trabajan, van a la peluquería y "viven del cuento", mientras que las segundas se deben "apretar el cinturón".

La página de Facebook El Club de las Segundas Esposas, creada hace un par de meses como un "grupo de terapia para ahorrar en psicólogos", tiene 30 miembros que no se muerden la lengua. "Hay ex que son como cánceres, no saben cómo reclamar atención y utilizan a sus hij@s". "Perras que ni viven ni dejan vivir", "Barbies divorciadas se quedan con el piso de Ken, el coche de Ken, los hijos de Ken... y luego dormirán tranquilas". Ruth C., de 33 años, creó el grupo porque necesitaba "un desahogo". "Explotar sin pegar gritos", cuenta por teléfono. Prefiere no dar su apellido por si la ex de su marido ve este reportaje y lo usa en su contra en los tribunales: "Aunque no creo que lea nada, más allá del catálogo del IKEA", dice. "Estoy cabreada", admite cuando narra su historia. Su marido se separó de su primera mujer, con la que tiene una hija, hace 16 años. "Llevo nueve años de relación siendo la otra, soportando malas caras, que malmeta con la niña, que monte un número cada vez que hay una boda o un bautizo al que no podemos ir las dos". Lo peor llegó el año pasado cuando para casarse con Ruth su marido pidió el divorcio. "Ella montó en cólera, quiere más dinero, aunque su hija ya es mayor, pero, sobre todo, desea seguir contando, cuando ya no pinta nada... ver feliz a su ex marido le quita el sueño". "Es como el perro del hortelano", dice Ruth de su antecesora. Y eso es de lo más bonito que dice de ella.

"No tenemos un afán revanchista", explica Sauné, "pero a veces te calientas... es cierto que en petit comité nos referimos a las primeras como brujas, pero siempre sale una que tiene el día más lúcido y te tranquiliza". Activo políticamente, su club se ha dirigido a las instituciones para quejarse de una ley del divorcio que consideran discriminatoria. "La economía de sus maridos puede estar mermada, pero ello no significa que la ley ampare más a unos u otros; jurídicamente no hay hijos ni esposas de segunda", explica la abogada matrimonialista Mercedes Hernández-Claverie, con más de treinta años de experiencia defendiendo a unos y otros. "Cuando conoces a un hombre divorciado sabes que carga una mochila; que se vuelva a casar o tenga un nuevo hijo no es causa para liberarle de sus responsabilidades adquiridas".

El problema no es sólo el dinero. "Son conflictos muy complejos, ¿cuánto eres de esta familia y cuánto de la otra?, ¿cuánto quieres a nuestros hijos y a los suyos?", explica Javier Bou, presidente de la Federación Española de Asociaciones de Terapia Familiar. "En las familias reconstituidas no hay un paradigma de roles y muchas veces el orgullo, la rabia y el desamor se anteponen al futuro bienestar". A falta de roles, surgen las etiquetas insultantes: las ex son "chupasangres", las segundas se sienten "la madrastra mala", y en medio, los hombres son siempre "demasiado buenos" (según las segundas, claro; están enamoradas). "La catarsis puede ser lícita", dice el psicólogo, "pero este es un juego en el que ganan todos o pierden todos". "Instalarse en el agravio no sirve de nada", dice Elena, que, como terapia, prefirió escribir un libro a desfogarse en los foros. "No hace falta irse a cenar juntas, pero es necesario tratarse con respeto". Hace diez años, dos estadounidenses casadas consecutivamente con el mismo hombre inventaron una etiqueta para definirse sin insultarse: Esposas políticas. Tras años de broncas, Louise Oxhorn y Lynne Oxhorn-Ringwood llegaron a una fiesta con los mismos zapatos. El detalle les hizo comprender su mezquindad y juntas escribieron el best seller Stepwives. Hoy dirigen la asociación CoMamas, que enseña a primeras y segundas esposas a llevarse bien. Porque, aunque no sepan cómo hacerlo, todas las implicadas están de acuerdo en una cosa: los niños son lo primero.

Ety

Cantidad de envíos: 5463
Localización: México, D.F.
Fecha de inscripción: 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Club de las Segundas Esposas

Mensaje  Damablanca el Lun Mayo 17, 2010 10:32 pm

Es una cuestión espinosa la que planteas, Ety. En mi opinión, la mujer que se casa con un divorciado ya sabe lo que hay, él es él "y sus circunstancias", nadie la engaña. Supongo que tiene que ser duro, para una mujer que trabaja, ver que la "ex" no da golpe y vive de la pensión, pero ese tipo de cosas hay que asumirlas u organizarlas antes de la segunda boda. También tiene que ser duro para la primera, si no se casa de nuevo, ver que el hombre con el que su matrimonio fracasó, ha encontrado la felicidad y la estabilidad con otra mujer. Es como si las circunstancias la trataran de "inútil" o algo así, lo cual no deja de ser una solemne tontería, porque dos personas pueden ser maravillosas por separado y no poder convivir entre sí.

El problema, como siempre, los hijos. Ahí si que hay que agarrar la cuestión "con pinzas", porque siempre habrá celos, sobre todo si la primera se empeña en ponerlos en contra del padre. Ya sabes que en estos casos los hijos y el dinero suelen ser utilizados como venganza. Cuestión de desarmar sin herir.

Un abrazo,
Damablanca.

Damablanca

Cantidad de envíos: 5010
Localización: España
Fecha de inscripción: 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Club de las Segundas Esposas

Mensaje  Ety el Lun Mayo 17, 2010 10:54 pm

Se trata de familias reconstruídas y a veces resulta muy dificil la interacción entre "los tiyos, los míos y los nuestros".

Los terapeutas familiares trabajan mucho con este tipo de grupos. Hoy en día este tipo de familias abundan y empieza a verse como una situación común. Tiene también sus ventajas, pues si el ambiente es sano, los chicos logran desarrollar sus capacidades de adaptación a circunstancias difíciles y a prenden a relacionarse, desde muy chicos, con todo tipo de personas. Asimismo las familias pueden enriquecerse con la influencia de los que se van agregando a la tribu.

Pero lograr esto no es fácil, y si bien el la taza de divorcios va en aumento, veo que mucha gente aun está muy incapacitada para asumir sanamente las consecuencias del mismo.

Ety

Ety

Cantidad de envíos: 5463
Localización: México, D.F.
Fecha de inscripción: 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Club de las Segundas Esposas

Mensaje  Ety el Lun Mayo 24, 2010 5:55 pm

La rebelión de las "otras"

Mujeres de hombres divorciados arremeten contra las "ex" en el Club de las Segundas Esposas

No todas las relaciones acaban como en Kramer contra Kramer o en Atracción Fatal, pero en esta liza de intereses y sentimientos, el Club de las Segundas Esposas se ha erigido es una masa crítica que cada vez aglutina a mayor numero de simpatizantes. Todo porque muchas mujeres de hombres divorciados ven cómo son las "primeras esposas" las que rigen sus vidas con exigencias y chantajes económicos y emocionales. En Facebook se ha constituido un grupo que funciona como una terapia de grupo para mujeres que sienten esta presión y creen que muchos segundos matrimonios no consiguen sobrevivir al estrés que conlleva sobreponerse al primero. La terapeuta de pareja estadounidense Lenore Millian, ha detallado este nuevo fenómeno en un libro que ha bautizado al club. Allí postula que existe una suerte de complejo en ser la segunda, porque a veces la primera es vista como una presencia omnipotente. Sostiene que el hecho de que los hombres separados guarden fotos de su pasado conyugal o comparen constantemente a su nueva pareja con su ex esposa, puede ser una mala señal.

Begoña lo tiene claro. "Yo soy consciente de que siempre va a existir un tercero entre nosotros", dice esta treinteañera que vive con un hombre separado. "Nadie entra engañada en este cuento y asumes desde el principio que este hombre tiene hijos y que estuvo casado. Eso implica que para toda la vida vas a tener que compartir el dinero y el tiempo que a veces quisieras para estar con él o soportar las llamadas de su ex mujer. Ella es una presencia que si bien no es permanente, sí es tácita", confiesa.

En la red social de Facebook o en otro foro surgido en Yahoo!!, las quejas son recurrentes y muchas critican que su pareja se haya visto invadida por constantes batallas legales con su primera esposa, por las pensiones y los derechos de visita. "Su primera esposa hizo acusaciones falsas, obstaculizaba las visitas de los niños y, en general, les acosaba", se denuncia. El problema viene de lejos y en Reino Unido, el club (www.britishsecondwivesclub.com) tiene cinco años y 3.500 miembros. Su relevancia hace incluso que publiquen encuestas que aseguran que sus afiliadas sufren estrés, migrañas, pérdida de peso o alteraciones del sueño.

una lucha sin cuartel

Dinero y trapos sucios

Son muchas las que sacan a relucir los trapos sucios económicos. "Hay ex que pretenden vivir por encima de sus posibilidades, haciendo pagar con su mala economía sus platos rotos al otro", afirma Carmen, quien califica con palabras gruesas a la primera mujer. "No puedo vivir así más tiempo. La madre biológica fue la que quiso el divorcio, ella es la que pilla 1.000 euros por tres niños (uno con 16 años que ni siquiera vive con ella). Encima ha mentido a los críos, ha conseguido que los niños nos mientan a nosotros, los ha dejado, con ocho y nueve años solos en casa un sábado por la noche", afirma otra internauta a la que da réplica Patricia Rodríguez asegurando que "hay verdaderas manipuladoras, capaces de controlar a sus hijos para que nunca sepan lo que sus padres han hecho por ellos".

Uno de los principales problemas que relatan es que actualmente, sigue siendo muy frecuente que los jueces atribuyan el uso y disfrute de la vivienda y ajuar familiar a las madres divorciadas o separadas, por lo que los padres en estas mismas circunstancias se ven en la difícil coyuntura de tener que conseguir otra vivienda sin dejar de pagar la hipoteca, los gastos de la comunidad, el IBI y los seguros de la que fuera su vivienda familiar. Además, en ocasiones, deben conseguir otro coche, todo ello con la lógica precariedad económica en la que quedan, a lo que se les suma la lucha por la custodia de sus hijos, el derecho de visita de los abuelos paternos, etc... "Es muy triste que la mayoría de las veces, la ley otorgue todos los bienes comunes al progenitor que tiene la tutela del menor y éste venda y gaste todo y cuando se le acaba, venga reclamando más y más", protestan.

otro cabo suelto

El fantasma de la familia

El fantasma de la familia y los amigos suele ser también un espectro en la relación difícil de soslayar. "Las madres suelen idealizar a la primera mujer del hijo, porque no desean que sufran sus nietos o porque no aceptan que él vuelva a rehacer su vida", afirma la terapeuta Daniela Carrasco. "Los amigos del hombre separado, -sostiene la experta-, deberían pasar por un proceso de duelo, aceptar que se acabó esa relación y que ahora él tiene una nueva pareja. Pero es importante que ella tampoco compita en este ámbito con el fantasma de la ex esposa, tratando de caer bien o llenar frente a los amigos un espacio que ella no puede abarcar".

Porque el espacio que el hombre debe compartir con sus hijos y su ex mujer es una de las principales angustias para las nuevas parejas, "sobre todo si esta antigua relación no está bien resuelta", advierte Carrasco. Algunos psicólogos mantienen, sin embargo, que "cuando los hombres no delimitan bien los compromisos con su primera familia y él continua solucionando todos los problemas e imponiendo la reglas de convivencia en esa casa, lo que ocurre es que tácitamente sigue viviendo en ella".

Ety

Cantidad de envíos: 5463
Localización: México, D.F.
Fecha de inscripción: 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Club de las Segundas Esposas

Mensaje  Damablanca el Mar Mayo 25, 2010 6:02 pm

Una mujer que reacciona así, con rencor, con venganza, utilizando a los hijos como "arma arrojadiza", no dice nada bueno en favor de sí misma.

Damablanca.

Damablanca

Cantidad de envíos: 5010
Localización: España
Fecha de inscripción: 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.