Miguel Hernández

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Ety el Vie Feb 12, 2010 5:32 pm

En México se dice que "vemos burro y se antoja un viaje", y eso es lo que está pasando. Ahora todos son especialistas en Miguel Hernández y creo que en ese sentido, supongo que la familia siente que tiene la obligación de cuidar la imagen del poeta, y por lo que veo también obtener una ganancia económica por el simple hecho de ser sus herederos. Esa parte la cuestiono un poco, pues aunque legalmente sea correcta, no es necesariamente justa. (En general el enriquecimiento a través de la obtención de una herencia es legal, pero no necesariamente es una virtud y un logro del heredero, es simple cuestión genealógica, como los genes).

Para mi Serrat ha sido uno de los mejores "herederos" de Hernández, pues ha hecho que su poesía sea conocida en todo el mundo, y lo hizo desde que Joan Manuel casi inició su carrera, no fue sólo un trabajo pensando en el provecho económico que esto podría traerle, sino una muestra de amor y entrega a la figura de Miguel Hernández.

Ety
avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Ety el Vie Feb 19, 2010 5:33 pm

El Gobierno reconoce la injusticia de la condena a Miguel Hernández

De la Vega entregará en mano a los herederos del poeta la declaración

El poeta Miguel Hernández falleció en la cárcel hace 68 años, pero su condena, por parte de un tribunal franquista por "chivato", sigue vigente. Ahora, el Gobierno tiene previsto "de inmediato" reparar su memoria, con una declaración formal para reparar moralmente el nombre del poeta.

El anuncio lo adelantó ayer la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega durante la reunión constitutiva de la Comisión Nacional del Centenario de Miguel Hernández.

Según confirmaron ayer algunos de los asistentes, De la Vega mostró su disposición a entregar "en mano" a la familia del poeta toda la documentación del Ministerio
de Justicia.



El objetivo de la familia es que el Supremo anule la condena franquista

La familia y la Comisión Cívica para la Recuperación de la Memoria Histórica de Alicante emprendieron el pasado mes de octubre una larga travesía para reparar moralmente el nombre del poeta, que nació en Orihuela hace ahora 100 años.

Miguel Hernández fue condenado a muerte el 18 de enero de 1940 por un tribunal militar por ser un "chivato traidor" y escribir versos o ser el poeta del pueblo.

La pena fue conmutada por 30 años de cárcel. Franco no quería otro héroe como
García Lorca. Dos años más tarde, el 28 de marzo de 1942, falleció por una afección pulmonar como consecuencia de las infrahumanas condiciones de la celda en la que los franquistas lo recluyeron.

La nuera del poeta, y heredera, Lucía Izquierdo, con el aliento de la Comisión,
presentó ante la Subdelegación del Gobierno de Alicante el pasado 27 de noviembre una petición para que el Ministerio de Justicia públicamente "repare y reconozca" que su pena fue injusta, al igual que se hizo con Lluís Companys, ex presidente de la Generalitat de Cataluña.

El siguiente paso será presentar un recurso ante el Tribunal Supremo para que revoque y anule definitivamente la condena. "A nadie se le había ocurrido antes, es lo más importante que hasta la fecha se ha hecho por Miguel Hernández", confesó Izquierdo al presentar la petición.

Ayer, en Madrid, se constituyó la Comisión Nacional del Centenario, donde están todas las administraciones, que coordinará el catedrático de Literatura de la Universidad de Alicante José Carlos Rovira. De la Vega se comprometió a ofrecer al poeta oriolano el homenaje que su vida y obra merecen".

Entre el programa de actividades destaca la edición completa de su obra, el Congreso Internacional Miguel Hernández, la gira de conciertos de Joan Manuel Serrat o la exposición La sombra vencida, en la Biblioteca Nacional. Rovira agradeció la presencia de la alcaldesa de Orihuela y del alcalde de Elche para "juntos" brindar el mejor homenaje.
avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Damablanca el Vie Feb 19, 2010 10:38 pm

Creo que ya he expresado alguna vez mi opinión acerca de los "homenajes póstumos", no obstante, lo de reivindicar el buen nombre del poeta, me parece correcto.

Un abrazo,

Damablanca.
avatar
Damablanca

Cantidad de envíos : 5190
Localización : España
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Ety el Sáb Feb 20, 2010 3:57 am

Y también es muy grave eso de los "perdones póstumos"

Ety
avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Ety el Vie Mar 05, 2010 5:00 am

Miguel Hernández, el hombre que supo hacer de la humildad poesía

* Su padre se avergonzaba de que quisiera ser poeta.
* Si acabó conquistando Madrid en 1935 fue en gran parte por Pablo Neruda y por Vicente Aleixandre.
* Federico García Lorca no le soportaba.



PAULA ARENAS.

Por todos es sabido que no lo tuvo fácil aquel niño que con libros en el zurrón salía a pasear las cabras que su padre, autoritario e intolerante, avergonzado de que su hijo quisiera ser poeta, le había impuesto. Un padre difícil del que recibió algún que otro golpe por leer y escribir en una casa en la que aquello estaba casi prohibido: el propio Miguel, en una carta a su esposa, le pide que sea cuidadosa con su hijo, ya que cree que sus propias migrañas son consecuencia de los golpes en la cabeza que le daba de niño su progenitor.

Nadie como él, ‘puro pueblo’, para llegar al puebloSin embargo, aquella romántica visión del poeta analfabeto que durante años se transmitió como real no era del todo cierta, y algunos biógrafos del poeta así lo han señalado: tuvo formación, y aunque no demasiado larga, sí considerable para la época. De hecho, asistió a un buen colegio. El alto y observador Miguel, nacido en Orihuela el 10 de octubre de 1910, ya entonces despuntaba como una mente inquieta y elevada y como alguien capaz de sobrevivir a la diferencia de clase con dignidad, altura y sin complejos.

Una diferencia marcada y enmarcada por sus míticos pantalones de pana y alpargatas, que lo separarían de alguno de los miembros de su admirada Generación del 27 (conocidas son sus enemistades con Lorca, Cernuda y Alberti), pero que también le permitirían llegar a todos con Viento del pueblo (1937). Nadie como él, ‘puro pueblo’, para llegar al pueblo.

Todo por un sueño

Su primer viaje a la capital, en 1931, fue tan duro que casi cualquiera hubiera desistido del sueño. Ya no sólo era luchar contra la dura oposición del padre o un oficio que odiaba, era pelear contra la falta de recursos (a Madrid vino con lo que sus amigos de su pueblo recolectaron para él), la falta de trabajo y de apoyo. Llegó incluso a pasar noches a la intemperie y a tener que recurrir a sus amigos de Orihuela para pagar el billete de vuelta; una vuelta que lo llevó a conocer la primera de las trece prisiones por las que habría de pasar. Iba el poeta sin identificación en el tren y por ello lo detuvieron y lo llevaron a la cárcel. En aquella primera ocasión el asunto se resolvería rápidamente, pero en las siguientes, su suerte habría de ser muy distinta.

Miguel siempre se convertía, por su gracia innata, en el epicentro de toda reuniónFue Hernández, pese a las trabas que desde niño había conocido, un hombre sin rencores, y bastante más inteligente de lo que se ha podido llegar a creer. De hecho, y a pesar de lo poco que le gustaba aquella asociación inicial de poeta cabrero, aprendió a sacarle rendimiento. Todo por un sueño.

Tampoco guardó rencor a su idolatrado Lorca. Y razones no le faltaron. "Seamos claros: Lorca no soportaba a la gente mal vestida", señala José Luis Ferris, autor de Pasión, cárcel y muerte de un poeta (Temas de Hoy). Pero más allá del atuendo, había otros motivos: "Miguel siempre se convertía, por su gracia innata, en el epicentro de toda reunión", añade Ferris. Se colocaba donde antes estaba Lorca.

Miguel HernándezTuvo también grandes protectores. De hecho, si Hernández acabó conquistando Madrid en 1935 fue en gran parte por Pablo Neruda primero y por Vicente Aleixandre después, quien lo llegó a considerar, y así lo llamaba, un hermano. Fue este último quien, cuando Lorca preguntaba quiénes estarían en la reunión convocada para leer sus obras de teatro, le decía: "Y Miguel Hernández", y aquí venía la orden de Lorca: "Échalo".

Lorca era para Hernández lo que él soñaba para sí: un dramaturgo que vivía de sus obras de teatro. De hecho, en su segundo viaje a Madrid (1933) confiaba sobre todo en su suerte como autor teatral. No pudo ser, su éxito no vendría por el teatro, pero su destino fue el soñado por muchos de aquella generación, que escribieron la mejor poesía de la Europa del momento, pero cuyo origen burgués les hacía muy difícil serlo: el verdadero poeta del pueblo.

Poeta del pueblo

Aquí está su gran aportación a la Historia de la Literatura: sin renunciar jamás a una calidad literaria altísima, de metáforas complejas, supo llegar a todos. En aquella España desolada y casi analfabeta, Hernández dio voz en Viento del pueblo (1937) a quienes, como él, sufrían, luchaban y perdían a sus seres más queridos. "Él supo pasar del yo al nosotros, al vosotros", cuenta con emoción su biógrafo.

Y como poeta del pueblo o, para ser más justos, como hombre comprometido con el pueblo, murió. No dio marcha atrás: no dudó en no reconocer el Régimen, no se retractó, como le pedían, de sus "poesías subversivas". Y el Régimen no quiso trasladar a un muy enfermo Miguel de la cárcel a un hospital cuando aún había tiempo.

El soldado poeta, incorruptible, moría (28 de marzo de 1942) sin mancharse de los mayores defectos del ser humano. Y ocasiones no le habían faltado.

Lo que anunciaba ‘Perito en lunas’

No fueron muchos los que supieron ver en el primer libro de Miguel Hernández, Perito en lunas (1933), lo prometedor de aquellos primeros poemas, que si bien debían gran parte a los versos de sus admirados poetas del 27, también anunciaban lo que con sus siguientes obras habría de confirmarse. Fue en 1936 cuando se edita el libro que sitúa, o empieza a situar, al de Orihuela en el lugar que le corresponde: El rayo que no cesa, una intensa oda al amor; un año después llega la obra que definitivamente lo consagra, Viento del pueblo. Póstumamente se publica Cancionero y romancero de ausencias, que recoge la poesía escrita por el poeta entre 1938 y 1941.
No pases de...

Una película

<p>El maquinista de La General</p>El maquinista de La General. Un clásico del humor y el cine mudo y la obra maestra de Buster Keaton, de quien Miguel Hernández era admirador. Basada en un suceso real de la guerra civil americana: el robo de una locomotora llamada The General. *EE UU, 1927. Dir.: Buster Keaton. Int.: Buster Keaton, Marion Mack. 11,95 €.

Un disco

<p>Las Leandras</p>Las Leandras. No han sido pocas las veces que han cantado los poemas de Miguel Hernández, la última de ellas, Serrat. Pero hay una faceta musical más desconocida del poeta, la zarzuela, que nos hace decantarnos por Las Leandras. El equipo de fútbol de Orihuela tenía un himno compuesto por el poeta, con la música de Los Nardos. *Gran Orquesta Sinfónica, Novoson. 5,99 €.

Un libro

Cancionero y romancero de las ausenciasCancionero y romancero de ausencias. La obra poética de Hernández acaba con este poemario, escrito hasta su muerte. En esta obra se encuentran dos de los poemas más conocidos del poeta: Hijo de la luz y de la sombra, dedicado a su primer hijo (fallecido), y Nanas de la cebolla, para su segundo hijo.
avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Ety el Jue Mar 11, 2010 5:33 pm


Nacido para el luto

ANTONIO MUÑOZ MOLINA


A Miguel Hernández todo le pasó en un tiempo muy breve, pero su vida es una larga cadena de esperas. Habría que sustraer, de los pocos años que vivió, todas las horas, los días, los meses que se pasó esperando algo, desesperando de que no llegara, enviando peticiones de ayuda a personas siempre mejor situadas que él que no tenían el tiempo o las ganas de contestar a sus demandas. Otros disfrutaban el resguardo de una posición social o de un privilegio literario o político: Miguel Hernández se supo siempre a la intemperie, en la paz y en la guerra, en la literatura y en la vida, en la cárcel y en la cercanía de la muerte. Esperó tanto, hasta el final, que los últimos días de su vida los pasó esperando a que lo trasladaran a un sanatorio antituberculoso, que le trajeran a su hijo para poder verlo por última vez.

Escribía cartas y aguardaba respuestas con expectación angustiada: cartas a su novia, Josefina Manresa; cartas a los amigos, a los que pedía favores apremiantes, dinero prestado, influencias; cartas a los poetas célebres, a los que asediaba con una mezcla de orgullo insensato y tosco servilismo; cartas desde la cárcel, en los últimos años de su vida, solicitando avales políticos, gestos de clemencia, noticias sobre el hijo demasiado pequeño y demasiado frágil que tal vez acabaría teniendo el mismo destino del hijo anterior, muerto a los 10 meses, amortajado con los ojos abiertos, con el mismo gesto atónito que se le quedó a él mismo cuando velaban su cadáver: unos ojos muy grandes, desorbitados por la enfermedad de la tiroides, sobre cuyo color exacto no hay acuerdo entre los testimonios de quienes lo conocieron. Qué podemos saber de verdad sobre la vida de alguien que murió no hace tanto, en 1942, si los testigos ni siquiera concuerdan en el color de sus ojos: Miguel Hernández los tenía verdes y muy claros, o muy azules, resaltando más en su cara morena; o los tenía pardos, según dice uno de sus biógrafos, Eutimio Martín, aportando la prueba de su ficha militar y la de su filiación de prisionero.

Lo que atestiguan sin duda las fotografías es el tamaño y la expresión de los ojos, la atención fija en todo, la mirada de una desarmada franqueza que es todavía más visible en el dibujo que le hizo Antonio Buero Vallejo en la cárcel. Fue ese dibujo el que convirtió a Miguel Hernández no en un hombre real, sino en un icono reverenciado de algo, de muchas cosas, demasiadas, cuando lo veíamos reproducido en los pósters del antifranquismo, en nuestras galerías de retratos de la resistencia, junto a Lorca, junto a Antonio Machado, tal vez también junto a Salvador Allende, Che Guevara, Dolores Ibárruri. En ciertos bares, en ciertos pisos de estudiantes, la cara y la mirada de Miguel Hernández formaban parte de un paisaje visual que también incluía las reproducciones del Guernica. Era difícil pensar entonces que aquel retrato hubiera sido el de un hombre real, no un santo laico ni un mártir ni un símbolo, un hombre, además, que si hubiera vivido no sería entonces muy viejo, porque había nacido ya bien entrado el siglo, en 1910.

Estremece siempre hacer las cuentas de su edad: con 22 años hizo su primer viaje a Madrid y publicó su primer libro de poemas; no había cumplido 26 cuando logró por primera vez la maestría indudable de El rayo que no cesa; tres años después, la guerra ya perdida, entró por segunda vez en la cárcel y no volvió a salir de ella. Pero la rapidez de todo se vuelve más asombrosa cuando contrastamos la altura de sus logros mejores con su punto de partida. Hacia 1937, Miguel Hernández empezó a escribir poemas con una voz y un despojo que no se parecen a nada en la literatura española, y muy poco antes había alcanzado ya un dominio de lenguaje y de las formas poéticas en el que estaba comprimida por igual la disciplina de la tradición clásica y la libertad del surrealismo: pero sólo unos años atrás, a finales de los veinte, su horizonte poético era todavía el de la retórica averiada de los juegos florales, cuando no el todavía más horrendo de la poesía entre sentimental y rústica en dialecto comarcal, muy imitada, de Gabriel y Galán. El mismo hombre que publica en 1937 la Canción del esposo soldado había presentado en 1931 un Canto a Valencia a un concurso oficial en dicha provincia, en el que, bajo el lema Luz�Pájaros�Sol, se sucede una catarata de versos que incluye el siguiente pareado: Con emoción agarro?/ el musical guitarro.

Tenía desde que encontró su vocación, en la primera adolescencia, la desvergonzada capacidad de mimetismo de los grandes autodidactas, el amor agraviado por el saber de quien fue apartado demasiado pronto de la escuela. Una leyenda que él mismo se ocupó de alimentar ha exagerado la pobreza de sus orígenes, y contribuido fatalmente al malentendido paternalista y populista que hace de él un talento rústico, una especie de diamante en bruto. Es verdad que Miguel Hernández dejó la escuela a los 14 años y se puso a cuidar cabras, pero las cabras pertenecían a los rebaños de su padre, que era un hombre de cierta posición. Más que la pobreza, lo que debió de herirlo cuando tuvo que abandonar la escuela fue la vejación de verse a sí mismo pastoreando cabras mientras otros con menos inteligencia natural que él continuaban en las aulas; también la sinrazón de una brutal autoridad paterna que no por ser propia de la época era menos hiriente para su espíritu innato de rebeldía y de justicia. El padre despótico veía la luz encendida a altas horas de la noche en el cuarto del niño lector y lo castigaba a correazos y a patadas (20 años después su hijo estaba muriéndose de neumonía y tuberculosis en la prisión de Alicante y no se molestó en visitarlo).

Pero se marchaba el padre y Miguel Hernández volvía a encender la luz y recobraba el libro escondido, muy usado, alguno de los que encontraba en la biblioteca pública o en la de un sacerdote de Orihuela, el padre Almarcha, que empezó siendo su protector y fue luego uno de sus muchos verdugos. Leía de noche a la poca luz de una bombilla o de un candil, y cuando salía con las cabras llevaba el libro escondido en el zurrón y seguía leyendo, devorando toda la poesía española que encontraba, la buena y la mala, lector omnívoro a la manera de los autodidactas que no tienen más guía que su propio entusiasmo, originado quién sabe dónde. Nada de lo que a otros les estuvo siempre asegurado fue fácil para él: nada de lo más elemental, el papel, la pluma, la tinta, la mesa. Escribía versos en papel de estraza con un cabo de lápiz. Quería escribir y no tenía dónde apoyarse. Una piedra, el lomo de una cabra. Hay que leer sus poemas juveniles para darse cuenta de la penuria estética de la que partió, de la clase de talento y de furiosa voluntad que le fueron necesarios para sobreponerse a limitaciones invencibles. Entre la retórica mal digerida de la poesía barroca y de los atroces versificadores tardorrománticos y tardomodernistas, en esos poemas aparece un fogonazo de realidad observada de cerca, de naturaleza y vida animal y exasperación humana de soledad y deseo: Miguel Hernández, pastoreando cabras, copia laboriosamente los lugares comunes más decrépitos de la poesía pastoril, pero le sale de pronto una desvergüenza sexual campesina, una claridad expresiva que con el paso del tiempo será uno de los rasgos más originales de su voz poética, el arte supremo de hacer literatura llamando a las cosas por su nombre.

Tampoco tuvo vergüenza para medrar cuando le fue necesario: para cultivar un personaje que al despertar simpatías le beneficiaba en sus propósitos, pero también lo hacía vulnerable a la condescendencia, bienintencionada o malévola. Empezó jugando a ser el "pastor poeta" del primitivismo pintoresco, y en la sociedad literaria de Madrid en vísperas de la guerra siguió siendo, entre hijos de buena familia con inclinaciones izquierdistas, damas de sociedad y diplomáticos, el campesino moreno y exótico, el inocente y bondadoso que llevaba alpargatas y pantalón de pana que podía ser entrañable, pero no siempre era invitado a las reuniones de buen tono. Miguel Hernández, que persiguió con calculada adulación y sincero fervor a tantos de sus contemporáneos -la adulación y el fervor, en su caso, eran compatibles-, quizá no tuvo entre los literatos de Madrid ningún amigo de verdad salvo Vicente Aleixandre. En la intemperie de su vida había una soledad que no aliviaba nadie: Ya vosotros sabéis / lo solo que yo voy, por qué voy yo tan solo. / Andando voy, tan solos yo y mi sombra. Provocaba incomodidad, cuando no abierto rechazo. Rafael Alberti en verso y María Teresa León en prosa le atribuyen sin demasiados eufemismos un olor poco adecuado para las cercanía sociales. García Lorca no se presentaba en una casa si sabía que Miguel Hernández estaba en ella. Llamó por teléfono a Aleixandre con la intención de ir a visitarlo, y al enterarse de la presencia de Hernández no se contuvo: "Échalo".

De todo aquel grupo, sólo él conoció de primera mano el trabajo manual, sólo él pasó hambre al llegar a un Madrid en el que se le cerraban todas las puertas y en el que daba vueltas por las calles con el estómago vacío y con una carpeta de versos mecanografiados bajo el brazo, esperando a ser recibido por alguien importante, esperando a que apareciera en un periódico una entrevista prometida, a que le llegara un giro con algo de dinero que le permitiese prolongar un poco más la espera. Llegó la guerra y también fue él quien la conoció de cerca y de verdad, por decisión propia. Para entonces había empezado a disfrutar algo de lo tanto tiempo esperado, la visibilidad que le trajo la publicación de El rayo que no cesa, celebrado públicamente nada menos que por Juan Ramón Jiménez en el diario El Sol, lo cual equivalía a una consagración. En la guerra, Miguel Hernández entra en posesión de todas sus mejores facultades como poeta y como militante político, pero también en eso lo acompañan el malentendido y la leyenda, la dificultad de encajar en los estereotipos de nadie. Su evolución política no es menos chocante que la rapidez de su maduración literaria: en 1935 aún escribía poemas y conatos de autos sacramentales influidos por el catolicismo entre místico y fascista de su amigo Ramón Sijé; en septiembre de 1936 es miembro del Partido Comunista y cava trincheras recién alistado en el Quinto Regimiento. Pero tampoco cuadra, ni física ni metafóricamente, en la fotografía canónica de los poetas comprometidos con la causa republicana: vive con los soldados en los frentes, no en los despachos de la Alianza de Intelectuales. Y cuando en 1939 todo se derrumba, él se queda vagando en la intemperie de Madrid mientras casi todos los demás encuentran el camino del exilio. No hubo plaza en ningún avión ni pasaporte de última hora para quien había puesto su vida entera, su nombre y su literatura al servicio de la República; para quien no podría esperar clemencia de los vencedores ni tampoco esconderse en el anonimato.

Demasiado inocente o demasiado aturdido por la derrota, elige la peor huida posible y va a meterse él solo en la boca del lobo. Como Lorca buscando refugio en Granada, Miguel Hernández regresa con cabezonería suicida a su pueblo y a la cercanía de su mujer y su hijo, y en septiembre de 1939, ni siquiera con 29 años cumplidos, cae en la red de las cárceles y los procesos sumarísimos para no salir ya nunca. Nadie mejor que los paisanos y los convecinos de uno para abatirlo a traición con la quijada de Caín. El trato que recibe de los vencedores -civiles, militares, eclesiásticos- revela la catadura de un régimen construido expresamente sobre la venganza de clase. Miguel Hernández es el retrato robot del vencido, el enemigo perfecto.

Pero su martirio real no nos exime de la necesidad de mirar su figura completa como escritor y como hombre, que es mucho más rica que todos los estereotipos levantados sobre ella. Vivió en su tiempo, no en el nuestro. Hizo poemas a la Virgen María y también los hizo a Stalin. Cuando la cultura predominante en España era la antifranquista, Miguel Hernández fue elevado a un altar en el que convenía que destacara la parte más combativa de su obra, el estatuto de poeta voluntariamente popular que él asumió con todas las de la ley en los años de la guerra y que culmina en Vientos del pueblo; también, aunque en menor medida, en El hombre acecha, donde tan visible como la militancia política es el desaliento por la carnicería y la destrucción que ya duran demasiado, el puro espanto ante lo peor de la condición humana: Se ha retirado el campo / al ver abalanzarse / crispadamente al hombre.

Pero en la ansiosa modernidad de los años ochenta, de pronto, ya no había sitio para Miguel Hernández: los mismos rasgos que habían contribuido a su consagración ahora lo volvían anacrónico. En un país donde no hay actitud intelectual más celebrada que el desdén, nada era más fácil de repente que desdeñar a Miguel Hernández: había que ser cosmopolitas, y él resultaba demasiado autóctono; neuróticamente urbanos, y Hernández parecía demasiado rural; adictos a las modas capilares e indumentarias, y él permanecía congelado en su cabeza rapada y sus ropas de pana. En una época, los años ochenta, en la que estaba de moda despreciar con un mohín a Antonio Machado, Miguel Hernández tenía algo de antigualla embarazosa. No era un poeta: era una letra de canción anticuada.

Quizá ahora estamos en condiciones de mirarlo como fue y de leer de verdad su poesía, más allá de los pocos poemas que algunos recordamos todavía, los que se hicieron célebres en la resistencia y en la primera transición. El trabajo acumulado de los biógrafos -Agustín Sánchez Vidal, José Luis Ferris, Eutimio Martín- nos permite un conocimiento sólido de una vida demasiado breve y mucho más rica en pormenores y resonancias que cualquier estereotipo: la vida no de un inocente, ni de un buen salvaje exótico, ni la de un santo, sino la de un hombre que sobreponiéndose a circunstancias terribles logró hacer de sí mismo aquello que soñó desde que era un chaval pastoreando cabras: un poeta y un hombre en la plenitud de su albedrío.

En una literatura tan pudibunda y tan temerosa de lo sentimental como la española, él escribió sin reparo sobre el deseo sexual, sobre su ternura masculina de esposo y de padre. Su mejor poesía política conserva una fuerza de belleza y rebeldía que la hace muy superior a la de Neruda. Neruda no habría escrito jamás, por ejemplo, El tren de los heridos. Le faltaba empatía verdadera hacia los seres humanos, y no había compartido sus padecimientos. Neruda se declaró siempre maestro de Hernández, y sin duda lo fue en algún momento, pero yo tengo la sospecha de que el Canto General le debe a Vientos del pueblo mucho más de lo que el propio Neruda habría estado dispuesto a reconocer. En Miguel Hernández lo más íntimo y lo más político, la emoción privada y la arenga pública, se conjugan más estrechamente que en ningún otro poeta. Y en el Cancionero y romancero de ausencias, la hondura y el despojo provocan un estremecimiento que es el de las cimas más solitarias de la literatura, el del Libro de Job y las Coplas de Jorge Manrique y François Villon y Fray Luis de León y la Balada de la cárcel de Reading y Antonio Machado. Toda retórica ha sido abolida, todo rastro de amaneramiento. Los versos tienen a veces una impersonalidad desnuda de poesía popular, de letra flamenca o de romance antiguo; en ellos se nota la doble sombra triste de Machado y de Lorca, los otros dos poetas aniquilados por la guerra: Písame,/ que ya no me quejo./ Ódiame,/ que ya no lo siento./ No me olvides/ que aún te recuerdo/ debajo del plomo/que embarga mis huesos.

Demasiado viene durando ya la espera. Ahora que va a hacer un siglo que nació ha llegado el tiempo de leer a Miguel Hernández.
avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Ety el Vie Mar 19, 2010 11:14 pm

Me gustaría saber su opinión sobre este artículo que hoy se publica.

Leyendas, derechos y asesores

Una persona que bien conoce a Lucía Izquierdo asegura que la nuera de Miguel Hernández arrastra una injusta leyenda negra de pesetera, escrita durante los últimos años no tanto por ella, como por algunos de sus presuntos amigos, aquellos que han integrado la llamada 'cultureta'. No tengo el conocimiento suficiente sobre el personaje, pero sí confío en mi amigo, que no suele equivocarse. El debate entre Alicante y Elche ni me va, ni me viene. Creo, sinceramente, que para disfrutar del poeta no necesito tocar un manuscrito, sólo leer casi cualquiera de sus ediciones y para ello, hoy en día, es tan fácil como encender un ordenador. Ahora bien, sí quisiera romper una lanza, pero no por Lucía Izquierdo, sino por sus derechos como heredera.
¿Tiene sentido que el admirado Joan Manuel Serrat publique un disco con letras del poeta, gane dinero y la familia de Miguel Hernández no obtenga un euro? Sí tendría razón de ser si se tratara de un festival benéfico o de cualquier otra iniciativa sin ánimo de lucro. ¿Es eso ser una pesetera? ¿O es más bien la defensa legítima de unos derechos? Por otro lado, ¿por qué hay que confiar en una tasación del legado realizada por la Biblioteca Nacional desde la distancia y algunos se niegan a una segunda valoración? Dicho de otra forma, creo que la señora Izquierdo hace bien en defender la herencia, tanto su valor como su precio.
Eso sí, bien haría Lucía, y perdón por lo coloquial, en mejorar su imagen, en especial, la que ofrecen algunos de sus representantes. Creer que hay enemigos a la vuelta de cada esquina no favorece a nadie, más bien perjudica la defensa de unos derechos.
En cualquier caso, Miguel Hernández está ahí, hoy más que nunca, aunque sea por un aniversario. Aprovechémoslo, acerquémoslo a quienes aún no lo conocen.
Uno, modestamente, tuvo el privilegio hace ya veinte años, de conocer a una recién licenciada que, casi sin querer, me abrió las puertas del poeta y del antetexto hernandiano. Supongo que aquellas lecturas casi a escondidas en Macerata, que Carmen creo que nunca supo, me permitieron descubrir algo más que un puñado de versos.
Tengo la sensación de que a Miguel no le gustaría ver lo que está ocurriendo, y a mi amiga Carmen, tampoco. Lo reconozco, admirado poeta, una querencia tengo por tu acento.
avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Damablanca el Sáb Mar 20, 2010 4:15 pm

No dudo que esta señora, como heredera, tenga unos derechos y los defienda, pero sobre todo, cabe esperar de tal postura la defensa a ultranza de otro tipo de derechos, los que el propio poeta merece en cuanto a la difusión de su obra. A fin de cuental ése es el auténtico legado y no las consideraciones crematísticas que lo rodean.

Damablanca.
avatar
Damablanca

Cantidad de envíos : 5190
Localización : España
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Ety el Lun Mar 29, 2010 4:11 am

Videos, audios y cositas para navegantes sin prisas
Hoy se cumplen 68 años de la muerte de Miguel Hernández

“España, o los salvajes de España, están en deuda con el genio; no así la Literatura Universal que nunca ha necesitado reparar el entuerto del libre pensamiento”

Mañana no seré yo:

otro será el verdadero.

Y no seré más allá

de quien quiera su recuerdo.



Hoy, 28 de marzo, se cumplen 68 años del fallecimiento del poeta de Orihuela, del poeta de España… ¡Miguel Hernández!

Sus pecados fueron ser republicano, pensador y poeta y, por eso, pagó con su vida, no sin antes deambular por las oscuridades de varias cárceles.

El año 2010 es el del centenario de su nacimiento. Su país, el mismo que le trató con crueldad, va a recordarle con una serie de actos y homenajes. España, o los salvajes de España, están en deuda con el genio; no así la Literatura Universal que nunca ha necesitado reparar el entuerto del libre pensamiento.

Para algunos es el mejor poeta; para otros, puro talento e inspiración e, incluso, para los más insensibles, no es más que una calle… para mí un emblema moral y un surtidor de sentimiento. Lo más desolador, quizá, que sigamos acordándonos de la gente porque ha muerto. ¡País!
avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Ety el Lun Mar 29, 2010 4:30 pm

"Nadie hizo tanto como José María de Cossío para ayudar a Miguel Hernández"

Ferris editó en 2002 'Pasiones, cárcel y muerte de un poeta', una biografía del autor de Orihuela

La corta e intensa vida de Miguel Hernández le ha valido a Ferris el mayor éxito de su ascendente carrera. Fue en 2002 cuando apareció Pasiones, cárcel y muerte de un poeta, donde este profesor de Filología en la Universidad de Alicante aborda los aspectos más significativos de la vida del autor de Orihuela y ofrece "varias aristas que nos acercan lo esencial: el hombre completo, el poeta, el soldado". Trabajos como el nuevo disco de Joan Manuel Serrat perpetúan ese homenaje. "Miguel Hernández", considera el especialista, "supo hacer de su experiencia personal un mensaje colectivo, y creo que ahí radica la vigencia de su obra".

Ferris defiende que "la literatura es el medio más eficaz para alterar la sociedad. El mejor discurso político carece de la eficacia de una novela". Un ejemplo claro de su tesis se encuentra "en la aportación de Cercas a la historia de Sánchez Mazas gracias al éxito de Soldados de Salamina". "Para mí fue muy importante, en mi biografía de Miguel Hernández, reivindicar que José María de Cossío fue quien le ayudó realmente en todo momento. Le dio un despachito en Espasa Calpe como redactor de la enciclopedia taurina y le libró de la pena de muerte, que se le conmutó por una larga condena de 30 años y un día. Para lograrlo habló con Sánchez Mazas y con el general Varela. Nadie, ni Neruda, ni Alberti, hizo tanto por Miguel Hernández como Cossío".
avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Ety el Vie Abr 16, 2010 3:53 am

Ferris: "Miguel Hernández no era pobre, ni autodidacta ni un pastor de cabras"
El profesor y escritor dedicó su charla a describir la evolución de la vida del poeta y desterrar los tópicos en que le envolvieron biografías interesadas de uno u otro bando


"La figura de Miguel Hernández se entendió mal y se difundió entre tópicos. No era un autodidacta, ni pobre, ni pastor de cabras en sentido estricto", dijo ayer en el Club FARO el profesor, novelista y poeta José Luis Ferris. "Miguel Hernández: pasiones, cárcel y muerte de un poeta fue precisamente el título de su charla, tras ser presentado por el catedrático de Lengua y Literatura española Estro Montaña. Ferris es autor de "El sueño de Whitman", con el que obtuvo el Premio Internacional Málaga de Novela (Fundación José Manuel Lara) en su quinta edición
A lo largo de la misma el público pudo ir conociendo esa otra figura que él ha ido rescatando en sus investigaciones, que no es la paniaguada que le hicieron sus biógrafos (y amigos) franquistas ni los que les sucedieron, en sentido contrario, tras la muerte de Franco, que le vincularon absolutamente a la izquierda y al espíritu combatiente de la guerra. En su descripción pudimos conocer al joven adolescente de estilo gongorino que escribió un primer libro, Perito en lunas; al poeta del amor; al autor de libros como El rayo que no cesa; al hombre de la guerra y al de las cárceles. Al que supo decir "no" a las propuestas de los vencedores para permitirle salir de prisión a un hospital cercano para curar su, al final, letal tuberculosis.

Sírvase el que quiera

Piensa Ferris que cada país o bando se apropia del poeta según su situación, como un "sírvase el que quiera". "La gente pensaba en el poeta pastor pobre –dijo–, quien milagrosamente se convirtió en un sabio. No fue un milagro, de iletrado nada. Diez años de escolarización, en aquellos tiempos, era todo un lujo para un muchacho de su estrato social. Su excepcional instinto y un enorme talento le llevó a suplir la formación académica con la lectura de autores clásicos y modernos. Entre 1915 y 1920 fue pastor por prescripción de un padre que cree que escribir son "mariconadas" pero lo hace con los clásicos en el morral, bajo el brazo.

La tesis central del conferenciante, que cree que "la literatura es la forma más eficaz de llegar a la conciencia", es clara: antes era "un héroe perfecto" que murió como tal. Ahora sabemos que tiene sus golpes de héroe, pero también sus golpes de ser humano, con defectos enormes y problemas, como todos. Fue un hombre que decepcionó a amigos suyos del bando ganador que pretendieron salvarle de la cárcel, y ayudarle; pero también el que sabía que dejarse ayudar en esos momentos que le pedían que se convirtiera en una voz del nuevo régimen era contradecir sus principios.
Ferris fue desgranando esas ideas al tiempo que contaba a grandes rasgos su vida. La infancia con un padre exportador de ganado y pudiente pero con una moral estricta respecto a la austeridad en que debían crecer sus hijos. Aquella 1ª etapa poética en su Orihuela natal en la que escribía versos cultistas, retorcidos, gongorinos... "En sólo 10 años –apostilló– pasó de modo magistral de lo retórico a una sencillez que sólo consiguen los maestros".

De esa primera etapa en Orihuela habló del sacerdote Luis Almarcha, que al final de su vida no le perdonaría su "izquierdización" e intervendría para que no saliera de la cárcel. Su amistad también allí con Carlos Fenol, quien le consiguió primeros contactos, con Ramón Sijé, cuya muerte le llevó a componer una de las más grandiosas poesías...

Pasó Ferris por sus idas a Madrid, sus frustraciones iniciales y su vuelta "raído" a Orihuela, el progresivo conocimiento de autores admirados como Bergamín, Aleixandre o Neruda, la consecución de un trabajo allí, por fin, en 1935 en Espasa Calpe... "Se une a las Misiones Pedagógicas de la República –dijo– y le ocurre ya algo definitivo: su alejamiento mental del beaterío de su ambiente natal".

Y sus amores, que tanto influyeron en sus versos. Su novia de Orihuela, Josefina, al final su esposa; su amor pasional con Maruja Mallo y la profundización con ella de su cambio ideológico...

Llega la guerra, se va al frente, acaba como perdedor, le olvidan los suyos y los otros, pasa por 13 cárceles, se muere en la última de tuberculosis.
avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Mª Dolores el Vie Abr 16, 2010 9:59 am

No creo que le olvidaran los suyos lo que pasa es que se produjo un "sálvese quién pueda". Tengo entendido que él quería escapar de España de una manera, pero no pudo ser, por eso fue apresado en la frontera con Portugal, tuvo la mala suerte de que un guardia civil lo reconociera y dicen que lo único que tenía era el reloj que le había regalado Vicente Aleixandre cuando se casó con Josefina Manresa.

Sus amigos le salvaron la vida durante un tiempo, por eso no lo fusilaron como a tantas otras personas que tenían su ideología y que no eran famosas pese a que después muriera de tuberculosis, el cura que tanto lo había ayudado en sus comienzos no tuvo en cuenta en ningún momento lo que dice la Biblia: "lo que haces al prójimo me lo haces a mí", desde luego su comportamiento no fue precisamente piadoso.

Por otra parte, el libro de Ferris es muy interesante, recuerdo que hablamos de él en el antiguo foro de Dama, merece la pena, ahora, como se celebra el centenario de Miguel Hernández lo han reeditado pues durante mucho tiempo estuvo agotado, yo como siempre he sentido cierta debilidad por el poeta, cuando salió hace unos años lo compré, y me quedé entusiasmada decía muchas cosas que yo desconocía y me encantó hasta el punto de subrayar frases y hacer comentarios al margen.

Besos
Mª Dolores
avatar
Mª Dolores

Cantidad de envíos : 887
Localización : Barcelona
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Ety el Vie Abr 16, 2010 6:15 pm

Gracias Lolo por tu comentario agregado. Yo, desde México, conocía muy poco de Miguel Hernández hasta que oí el primer disco de Serrat. Fue cuando empecé a buscar más material del poeta pues en el colegio no recuerdo que nos hayan hablado de él. (Ni de muchos otros).

Además comparto tu forma de lectura, subrayando y anotando frases, cosa que no podemos hacer a través de Internet, así que hay que seguir promoviendo la existencia del libro. Me temo que los niños de ahora desconocen las delicias de los que es hojear el libro, subrayar, comentar y reflexionar.

Ety
avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Ety el Jue Mayo 13, 2010 3:51 am

El mundo gira sin Miguel Hernández

José Luis Ferris, Jorge Urrutia y Juan Cobos Wilkins reflexionan sobre el perfil humano del poeta de Orihuela en la primera sesión del homenaje dedicado al autor en el centenario de su nacimiento

Durante tres jornadas, el ciclo El viento que no cesa, organizado por la Consejería de Cultura y la Fundación Lara, se acercará al perfil humano y a la evolución poética de Miguel Hernández (Orihuela, 1910 - Alicante, 1942) y al eco que todavía hoy nos llega de sus versos. La primera mesa redonda, con José Luis Ferris, Jorge Urrutia y Juan Cobos Wilkins, se dedicó al periplo biográfico de un autor que suele ser reducido con demasiada frecuencia, como recordó el moderador del acto y crítico de Diario de Sevilla, Ignacio F. Garmendia, a la rígida categoría de "poeta soldado" de la República.

Ganador de la última edición del Premio Málaga de Novela por El sueño de Whitman, Ferris se refirió precisamente a las sesgadas lecturas políticas que ha sufrido continuamente una obra recubierta por una "hojarasca de leyendas y tópicos". No en vano, recordó el también autor de Pasiones, cárcel y muerte de un poeta, una biografía divulgativa de Hernández, el alicantino, "ni santo ni lo contrario", fue "manipulado" por el franquismo y después también "instrumentalizado por las izquierdas en los años 70", proceso este último que alimentó esa imagen casi excluyente de "poeta revolucionario y beligerante", como si sólo hubiera escrito obras como Viento del pueblo, tan alejada de la "intimidad desvelada" de Cancionero y romancero de ausencias, apuntó por su parte Jorge Urrutia.

Para Ferris, "nunca antes" en la historia de la literatura se había dado "una coherencia tan absoluta entre vida y obra", y por ello "lo más destacado" para él de la poesía de Hernández es su maestría a la hora de "resolver la tan difícil fórmula de unir arte y compromiso". En esta dirección apuntó igualmente Cobos Wilkins, responsable de una emocionada exposición de motivos para admirar a Miguel Hernández. "Aunque suene a utopía romántica o ingenua", dijo, hoy en día, cuando el mundo se "despeña" por una montaña de intereses y oscuros "tantos por cientos", tenemos una "absoluta necesidad" de poetas como el autor de El rayo que no cesa. "La muerte, el esfuerzo, los desamores, las amistades retiradas, la generosidad absoluta, la entrega a los demás y la hondura de su poesía", concluyó, son un recordatorio de que "el mundo debería girar con ejemplos como el suyo".

Un tanto más académica que las precedentes, la intervención de Urrutia, catedrático de la Universidad Carlos III, crítico, ensayista, traductor y poeta, sirvió para renovar el asombro de los amantes de la poesía. Y es que una vida literaria "cortísima" -ocho años-, como la de Larra, fue suficiente para que su obra suponga "un resumen de la poesía española contemporánea". Del "realismo decimonónico" a los "movimientos de vanguardia", y de éstos al "neopopularismo", los versos de Hernández merecen estar en la historia de la literatura por su capacidad para "convertir la intimidad en palabras" y reflejar "la sensación del hombre vencido".

Antes de este homenaje, también en la Pérgola de la Plaza Nueva y ante numerosos devotos del Bardo inglés, Enrique Baltanás presentó la edición de la poesía completa de Shakespeare que ha traducido Antonio Rivero Taravillo para la Biblioteca de Literatura Universal y que ha visto la luz en colaboración con Almuzara.
avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Ety el Miér Mayo 19, 2010 3:57 pm

Poeta en Latinoamérica

La Universidad de Valparaíso organizará unas jornadas para analizar la relación entre Pablo Neruda y Miguel Hernández


Al poeta Pablo Neruda le habría gustado que a bordo del Winnipeg, el barco que arribó a las costas de Valparaíso (Chile) el día 3 de septiembre de 1939, estuviera Miguel Hernández. Pero no pudo ser, el poeta estaba encarcelado por el franquismo. Ahora, con motivo de la conmemoración de su centenario, habrá un encuentro virtual allende los mares. La Universidad de Valparaíso (Chile) acogerá unas jornadas en las que se analizará la relación entre Neruda y Hernández. También está previsto un concierto de Joan Manuel Serrat, que en el país andino es un mito porque cantó contra la dictadura, y todo ello coincidirá con la feria del libro.

Esta es tan solo una de las 36 actividades que el Instituto Cervantes ha organizado en alguna de sus 75 sedes para sumarse a la efeméride. Ayer la comisión ejecutiva del centenario de Miguel Hernández se reunió en la Orihuela natal del poeta para aprobar el calendario de estos actos internacionales. "Es el poeta más popular en España en estos momentos, cada día se celebran múltiples actos, y lo será también en medio mundo", aventuró José Carlos Rovira, comisario del Año Hernandiano.

Y prueba de ello será, por citar tan solo algún ejemplo, el congreso de hispanistas ucranianos que se celebrará en septiembre, o los seminarios que se han organizado en universidades de Perú, Miami, Argentina o México.

Juan José Sánchez, director de la Fundación Miguel Hernández de Orihuela, confía en que todos estos actos "consoliden internacionalmente al poeta". La alcaldesa de Orihuela, Mónica Lorente, se mostró orgullosa por ser anfitriona de esta reunión en la que se aprobó un "amplio calendario de actividades que cruzarán todas las fronteras nacionales, dándole un sentido internacional al centenario del oriolano más universal". La Sociedad Española de Conmemoraciones Culturales (SECC) ultima la gran exposición La sombra vencida, en la Biblioteca Nacional, a partir del 23 de septiembre con más de 215 objetos relacionados con el poeta. La Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en Santander, analizará en uno de sus cursos de verano la repercusión de la obra hernandiana, y la Biblioteca Nacional reunirá a tres poetas -Jaime Siles, Guillermo Carnero y Juan Carlos Mestre- y tres novelistas -Enrique Cerdán Tato, José Luis Ferris y Agustín Sánchez Vidal- para reflexionar sobre la obra y vida del poeta.

El secretario de la comisión, Javier Pascual, anunció que en breve se firmará el convenio que permitirá a las empresas patrocinadoras acogerse a los beneficios fiscales de los actos celebrados. Y en esta reunión todos los presentes cruzaron los dedos para que el inminente recorte presupuestario del Gobierno no les afecte.
avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Ety el Mar Mayo 25, 2010 11:07 pm

Homenajean a Miguel Hernández y Lezama Lima en festival habanero

Dos mil poetas realizarán una lectura simultánea de ambos creadores en varias zonas de Cuba y 60 ciudades del mundo, en el inicio del Festival Internacional de Poesía de la Habana.



La Habana. El Festival Internacional de Poesía de La Habana iniciará hoy sus jornadas con un homenaje al centenario de dos grandes escritores hispanoamericanos, el español Miguel Hernández y el cubano José Lezama Lima.

Más de dos mil poetas de casi todas las edades invadirán bibliotecas, teatros, escuelas, parques y edificios en varias zonas del país y 60 ciudades del mundo, con una lectura simultánea de textos de ambos creadores.

Este será el comienzo de la 15 edición del festival habanero, en el que participarán, hasta el el 30 de mayo, más de 160 autores de unos 40 países, la mayoría de México, Ecuador y España.

Entre los invitados se encuentran el colombiano Fernando Rendón, presidente del festival de Medellín, el italiano Gaetano Longo, quien preside el de Trieste, y el peruano Hildebrando Pérez, entre otros.

México asistirá con una numerosa delegación de músicos, artistas plásticos y actores, entre ellos el grupo Viva la raza, los muralistas Julián David López Trejo y Ricardo Guerrero Jiménez, y Ricardo López Espinosa, director de la compañía de teatro Walhalla.

La fiesta literaria, dedicada al bicentenario de las luchas por la primera independencia de América, se extenderá a toda la isla en un festival itinerante con autores pertenientes a varias generaciones.

Durante la cita, sesionarán la primera reunión de la Red de festivales de poesía de América Latina y el Caribe, fundada en Caracas, en 2006, y la ya tradicional Junta mundial de poetas en defensa de la humanidad, encabezada por el venezolano Tarek William Saab y el africano Marcelino Dos Santos.

Además se dará a conocer el ganador del premio de poesía Rafael Alberti, que por primera vez tendrá carácter iberoamericano.

Según adelantó su presidente, Alex Pausides, será un festival de lujo, con muchas razones para celebrar.
avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Damablanca el Miér Mayo 26, 2010 12:12 pm

Gracias por el artículo, Ety.

Un abrazo,

Damablanca.
avatar
Damablanca

Cantidad de envíos : 5190
Localización : España
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Ety el Dom Mayo 30, 2010 9:43 pm

El suplemento del día de hoy del períodico La Jornada, ha sido dedicado a Miguel Hernández, incluso hay un artículo que habla del nuevo CD de Serrat.

Les dejo el link para que lo disfruten

http://www.jornada.unam.mx/2010/05/30/sem-cara.html

Ety
avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Mª Dolores el Dom Mayo 30, 2010 11:47 pm

¡Gracias, Ety! algunos de los artículos que nos has puesto en este apartado se me habían pasado.

Besos
Mª Dolores
avatar
Mª Dolores

Cantidad de envíos : 887
Localización : Barcelona
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Ety el Dom Jun 27, 2010 2:08 am


Lo esencial de Miguel Hernández
Coincidiendo con el centenario del nacimiento del poeta alicantino, se reedita una antología con sus libros y poemas


En este año en que se cumplen cien desde que nació en Orihuela Miguel Hernández, se prodigan las publicaciones sobre su obra. En este caso, en 'Poesía esencial', se recupera la antología preparada por Jorge Urrutia, catedrático de Literatura de la Universidad Carlos III de Madrid.
Alianza Editorial, en una nueva edición confeccionada también por el propio Jorge Urrutia a partir de la realizada con Leopoldo de Luis para la 'Obra poética completa', reedita 'Poesía esencial'.
El volumen está formado por los libros 'El rayo que no cesa', 'Viento del pueblo', 'El hombre acecha', 'Cancionero' y 'Romancero de ausencias', además de algunos poemas no incluidos en libro por el poeta.
La obra, acompañada en cubierta por el dibujo de Miguel Hernández que realizó Antonio Buero Vallejo, recoge una aproximación y una nota del propio Urrutia que sirve como introducción al personaje de Hernández y a la dimensión de su obra. En el mismo sentido, cada uno de los libros del poeta está comentado previamente, y al final de la antología se recoge un segundo índice de los títulos y primeros versos en los que se destaca aquellos que mayor popularidad y relevancia dieron a la figura del poeta oriolano.
Igualmente, aquellos poemas, como 'Nanas de la cebolla', que catapultaron la fama de Hernández, son comentados profusamente con abundantes notas a pie de página.
La antología muestra a Miguel Hernández como ejemplo y síntesis de la historia de la poesía española en su período más fecundo del siglo XX. Las distintas tendencias de la lírica de los años treinta fueron cultivadas por el poeta, que no dejó nunca de imprimir su huella personal. 'Poesía esencial' permite comprobar cómo Hernández escapa del ambiente localista a través del culturalismo, para acabar resolviendo su poesía en los moldes del romance y del cantar, tras haber pasado por el surrealismo y la poesía de combate.
avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Ety el Miér Jul 07, 2010 1:31 am

La familia de Miguel Hernández pide al Supremo que anule su condena a muerte
Los familiares del poeta aportan nuevos documentos para avalar la solicitud de revisión y anulación de la sentencia


Los familiares de Miguel Hernández y la Comisión Cívica para la Recuperación de la Memoria Histórica de Alicante van a pedir al Tribunal Supremo, con nuevos documentos, la revisión y anulación de la sentencia de pena de muerte dictada contra el poeta en 1940.

La nuera del autor de El niño yuntero, Lucía Izquierdo, ha explicado hoy que "no es suficiente" con la Declaración de Reparación y Reconocimiento Personal de Miguel Hernández que el Gobierno entregó a la familia el 26 de marzo, en el año en que se cumplen 100 años de su nacimiento.

Por ello, los familiares y la Comisión Cívica presentarán mañana, al amparo de la nueva Ley de Memoria Histórica, la solicitud de anulación de la condena de muerte dictada por el Tribunal de Prensa de Madrid y contenida en el Consejo Sumarísimo 21.001 contra Hernández, conmutada después por una pena de 30 años que no llegó a cumplir, ya que murió en 1942.

Cartas de intercesión

Según Enrique Cerdán, integrante de la Comisión Cívica, en su búsqueda de nuevos documentos que avalaran la solicitud encontraron hace dos meses otro Sumarísimo de Urgencia contra Miguel Hernández, éste con el número 4.487 y desconocido hasta ahora.

Ese proceso tuvo lugar cuando el poeta, tras ser excarcelado en Madrid, regresó a Orihuela (Alicante) a la espera de juicio y, una vez allí, volvió a ser denunciado por caciques y oligarcas del lugar que lo entregaron a la Justicia, que a su vez ordenó su ingreso en la cárcel de San Miguel.

Durante la instrucción de este proceso --del que no había constancia--, varias personas presentaron cartas de intercesión a favor de Miguel Hernández, entre ellas el abogado y secretario de la Jefatura Provincial de la Milicia de la Falange y las JONS Juan Bellod Salmerón, que conocía al poeta desde niño.

Comunista por “excesiva sensibilidad”

En esa misiva, que jamás llegó a Madrid y que no se tuvo en cuenta en el juicio del que resultó la condena a muerte, Bellod decía sobre Miguel Hernández: "Garantizo plenamente su conducta y actuación, así como su fervor patriótico y religioso que se revela por lo demás en la lectura de su producción literaria (...)".

"No le creo pues en lo fundamental enemigo de nuestro Glorioso Movimiento con cuyos principios (...) le considero identificado por su formación y su temperamento", rezaba la carta.

En ella Bellod atribuye la militancia comunista de Hernández a su "excesiva sensibilidad y temperamento poético", que "le ha hecho actuar atendiendo más a los dictados del apasionamiento momentáneo que a una voluntad firme y serena".

Seis meses para admitir a trámite

Esta carta será uno de los principales argumentos que se presente ante el Supremo, que en un plazo de 6 a 9 meses decidirá si admite a trámite la solicitud, ha señalado el asesor jurídico de la Comisión Cívica, Carlos Candela.

"Creo que tenemos el material que exige la Ley para que sea admitido, se nos escuche y se consiga la anulación de la sentencia", ha sostenido. Mientras, la nuera del autor de la Elegía a Ramón Sijé ha exhortado a los jueces a que "hagan justicia, sean por una vez consecuentes y dicten lo que tienen que dictar: inocente".
avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Ety el Mar Oct 12, 2010 4:55 pm


Miguel Hernández: el homenaje que no cesa

Julio Anguita, Alfonso Guerra, Luis García Montero o Pablo Milanés participan en el trimestre que la Diputación de Granada dedica al poeta de Orihuela


Miguel Hernández habita muchos espacios aparte de la voz de Joan Manuel Serrat. La Diputación de Granada recuerda en el último trimestre del año al poeta con una batería de conferencias, conciertos exposiciones y diferentes trabajos audiovisuales. Pablo Milanés, Julio Anguita, Luis García Montero, Juan Pinilla, Liberto Rabal o Joan Castejón son algunos de los que recuperarán desde todas las perspectivas posibles la figura del autor de Nanas de la cebolla. Esta batería de actuaciones comienza la próxima semana en la reapertura del Palacio de los Condes de Gabia, donde el artista Joan Castejón rendirá un homenaje plástico al escritor con la exposición Un año de poesía dibujada. Tras cuatro años de obras de rehabilitación, el espacio museístico vuelve a la vida cultural de la ciudad con una muestra que supone "un viaje al interior del ser humano que bucea a través de las entrañas para rescatar la esencia del hombre", según explicó ayer en la presentación del programa la diputada de Cultura, María Asunción Pérez Cotarelo. "Entendemos que Miguel Hernández es un poeta olvidado y este homenaje tiene aún más sentido en la tierra de García Lorca, a quien se ha tratado desde todas las ópticas", continuó Cotarelo.

El 'trimestre Hernández' servirá para recuperar también el espacio de la Casa-Molino Ángel Ganivet tras un año de reformas. Será con la exposición Una caja de galletas del fotoperiodista Agustí Centelles, testigo de buena parte del siglo XX y exiliado tras la Guerra Civil. Las paredes se llenarán de unas fotografías que sus herederos encontraron en una caja de galletas que van desde los hechos de octubre de 1934 en Cataluña o la Guerra Civil hasta retratos de personajes como los futbolistas Kubala y Di Stéfano y el pintor Salvador Dalí.

Y además del repaso en imágenes al contexto histórico de Miguel Hernández, la Diputación ha conseguido recuperar "todas las imágenes que puede haber" del poeta de Orihuela, según avanzó la diputada. El homenaje cinematográfico tendrá como primicia el avance en el Palacio de los Condes de Gabia del film Miguel Hernández: Sumario 21.001, producción española con participación inglesa, que pretende mostrar el final real que tuvo en las cárceles franquistas. También se pasará la serie Viento del pueblo protagonizada por Liberto Rabal -que estará en Granada el 1 y 2 de diciembre- y las imágenes pertenecientes al Archivo de la Guerra Civil de los fondos de Filmoteca Española.

El poliédrico homenaje analizará la figura del escritor desde la perspectiva teatral con la puesta en escena de obras como El gorrión y el poeta de La Carreta Teatro o El palomar de las cartas de Maracaibo Teatro.

Pero uno de los pilares de la programación presentada ayer viene con la presencia de políticos y escritores. Alfonso Guerra, vicepresidente del Gobierno entre 1982 y 1991 y una de las figuras políticas más determinantes de la escena política española, pronunciará la conferencia Miguel Hernández: Inocencia y compromiso. Por su parte, Julio Anguita, ex coordinador de Izquierda Unida, hablará sobre Una crisis de civilización. Anguita analizará las causas de la crisis y ofrecerá una serie de reflexiones políticas para superarla.

Además, el jurista de la familia del poeta de Orihuela, Enrique Cerdán, presentará su libro El otro sumarísimo contra Miguel Hernández y revelará las irregularidades del procedimiento sumarísimo de urgencia número 21.001, tramitado en el Tribunal Militar de Prensa de Madrid, por el cual el poeta fue condenado a muerte, pena que fue conmutada posteriormente por la de 30 años de prisión sin las mínimas garantías. También pasará por el ciclo de conferencias el poeta granadino Luis García Montero, que hablará del significado histórico del autor de Perito en lunas. La música ocupará otro espacio importante en el homenaje a Hernández, especialmente el flamenco, con recitales del que fuera ganador de la Lámpara Minera Juan Pinilla y de Paco Moyano, que recupera para la ocasión su espectáculo Ausencias, basado en el Cancionero y romancero de ausencias de Miguel Hernández. El 27 de noviembre el cantautor Pablo Milanés ofrecerá un concierto en el Pabellón Municipal de Deportes de Albolote, que llevará al escenario la influencia de la obra del poeta en la escena cubana. "Franco no quería otro Lorca y dijo que prefería que muriese lentamente", dijo Pérez Cotarelo. Pero su memoria sigue viva...
avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Ety el Vie Oct 15, 2010 4:25 pm

Miguel Hernández, hijo predilecto de Alicante

No hubo ningún representante de la familia, ni de la Comisión Cívica para la recuperación de la Memoria Histórica de Alicante en el pleno extraordinario que celebró ayer la Diputación de Alicante para conceder el título de hijo predilecto de la provincia a título póstumo al poeta Miguel Hernández. La iniciativa surgió del PSOE, pero el PP la asumió como propia, y se aprobó por unanimidad.


El próximo 30 de octubre, cuando se conmemora precisamente el centenario de su nacimiento, en Orihuela, el presidente de la Diputación hará entrega de este título a los herederos del poeta, y acto seguido, Joan Manuel Serrat, interpretará algunos de sus poemas en sus canciones.

Son pocos los alicantinos que ostentan este título, que también se concedió hace años al escultor Eusebio Sempere o el pintor Gastón Castelló.

El diputado de Cultura, Pedro Romero, del PP, destacó, en su breve y rutinaria intervención, cómo las instituciones "se han volcado con el centenario del poeta, pero también miles de personas que se suman cada día con sus actos". La iniciativa de nombrar al poeta del pueblo Hijo predilecto de la provincia ha contado con el apoyo de decenas de asociaciones, colectivos e instituciones, y no hubo ningún tipo de alegación o reparo.

Un acto de justicia

Por su lado, la portavoz socialista, María Teresa Carbonell, instó a los diputados a que sigan trabajando para que la obra de Miguel Hernández "no caiga en el olvido" una vez termine el centenario de su nacimiento. Para los socialistas con este reconocimiento "se hace justicia, no solo para la familia y los amigos del poeta, sino para toda la sociedad alicantina que resarce por fin a una de sus figuras más destacadas".

Carbonell destacó que con este título "Alicante recupera parte de su memoria histórica a través del consenso y el acuerdo", al tiempo que "se rescata al hombre comprometido con su tiempo y con todos los que le rodeaban, que siempre estuvo al servicio de los más débiles". En su opinión, el "mayor reconocimiento" que pueden hacer desde la institución provincial a la figura de Miguel Hernández es trabajar de forma conjunta para "luchar contra todo aquello que el poeta combatió", es decir, "contra la injusticia, el hambre, la explotación y la represión".

El PP en el pleno, sin embargo, dejó fuera a los socialistas del cpnsorcio del año hernandiano.
avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Damablanca el Vie Oct 15, 2010 8:44 pm

Pues sí, un acto de justicia, de reconocimiento y de cariño tardío, pero más vale tarde que nunca.

Bss

Damablanca.
avatar
Damablanca

Cantidad de envíos : 5190
Localización : España
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Ety el Jue Oct 28, 2010 4:20 pm

El cine español rinde homenaje a Miguel Hernández
Veinte cineastas ponen imágenes a los poemas musicados por Joan Manuel Serrat en su disco «Hijo de la luna y de la sombra»


El cine español ha querido participar también en los actos en homenaje a Miguel Hernández. Lo ha hecho sumándose al tributo realizado por Joan Manuel Serrat con su último disco, «Hijo de la luz y de la sombra», dedicado íntegramente al poeta de Orihuela.

Joan Manuel Serrat ha publicado este año 2010 un nuevo trabajo discográfico: Hijo de la luz y de la sombra, inspirado en poemas de Miguel Hernández para conmemorar el centenario de su nacimiento. En un salto imaginativo, el cantautor catalán decidió -al tiempo que ponía música a sus nuevas canciones- convocar a un grupo de realizadores para que expresasen con imágenes los versos del poeta alicantino. Así, cada uno de los temas del disco lleva acompañada una pequeña realización cinematográfica firmada por algunos de los más importantes directores de cine de nuestro país.
Su labor ha consistido en poner imágenes a la veintena de poemas que componen la grabación del cantautor catalán, recopiladas ahora en un vídeo. «Me siento complacido y muy bien acompañado con este grupo de artistas que con tanta generosidad e interés han aceptado participar en este proyecto», confiesa Serrat, que considera que «cada uno en los suyo, estamos haciendo los deberes con ilusión entrelazando nuestros oficios con el sentimiento de respeto, cariño y gratitud a la figura de Miguel Hernández, poeta fundamental de los pueblos libres».
Oportunidad única
Bigas Luna (Del ay ay por el ay), Montxo Armendáriz (El niño yuntero), Imanol Uribe (Dale que dale), Manuel Huerga (El hambre), Pedro Olea (Elegía), Manuel Gutiérrez Aragón (El esposo soldado), Isabel Coixet (Tus cartas son un vino), José Luis Garci (Cerca del agua), Fernando Trueba (Sólo quien ama vuela), David Trueba (Sólo quien ama vuela) y Jaime Chávarri (Nana de la cebolla) son algunos de los cineastas que han puesto su sello personal en estas «mini películas» que conforman una producción que ha contado con el apoyo de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), que presentará el trabajo final esta tarde en la Sala Berlanga de Madrid (entrada gratuita hasta completar aforo). «Creemos que es una oportunidad única para que coincidan en una sola obra tantos creadores españoles juntos», se congratula la entidad de gestión.
La animación de Javier Mariscal
En este proyecto, cada director ha traducido de manera diferente a través de su mirada su particular homenaje a la poesía de Miguel Hermández. Mientras Garcí filmó en una cárcel situada a las fueras de Segovia para recrear un penal de la guerra civil, Uribe ha rescatado imágenes del filme «Berlín, sinfonía de una gran ciudad» de Walter Ruttman. Por su parte, Gutiérrez Aragón ha echado mano de material de archivo de la contienda española filmada por los rusos, y Chávarri, para Nanas de la cebolla, ha realizado un collage en el que ha insertado el cuadro «El ángelus» de Jean François Millete, sobre el que se van superponiendo fotografías de Robert Capa, García Rodero y otros fotógrafos de la agencia Magnum. En el proyecto también ha participado el colombiano Sergio Cabrera, que para ilustrar el poema Si me matan bueno ha incluido un fragmento de la obra de teatro bélico Pastor de la muerte. También ha tomado parte el diseñador Javier Mariscal, que ha realizado una pieza de animación para un texto de juventud del poeta, La palmera levantina.
El vídeo será comercializado próximamente por la compañía Sony.

Para ver el video:

http://www.que.es/gente/201010272013-cine-espanol-rinde-homenaje-miguel-abc.html

avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Miguel Hernández

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.