llegó diciembre 2008 en un mundo tan distinto y tan igual ¿se entiende?

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

JANUKA

Mensaje  Ana Yajaira Salazar el Vie Dic 05, 2008 12:07 am

(material consultado en Navidadlatina.com)

En la cultura judía existe una tradición milenaria no relacionada con la Navidad cristiana, pero que se celebra en el mes de diciembre y en la que los niños también reciben regalos.

Aprendamos un poco sobre ella gracias a la gentil colaboración del Hazzan Gastón Bogomolni (gritual@bethel-omaha.org) y del rabino Manes Kogan (kogan@rev.net).

Costumbres y Tradiciones alrededor de la celebración judía de Januká

colaboración del rabino Gastón Bogomolni
(gaston@codetel.net.do) en Santo Domingo

En recuerdo de esos ocho días que ardió el aceite, celebramos la fiesta de Jánuka por un lapso de ocho días.

No son días de reposo absoluto y de interrupción del trabajo cotidiano como las otras fiestas del calendario judío, sino que a la hora de encender las velas, después de la puesta del sol, se dejan de lado por un rato las labores de la jornada, para dedicar esos minutos a la ceremonia de encendido de las velas.

El candelabro que se utiliza en esta fiesta se llama Janukiá. Tiene 9 brazos: 8 de ellos a la misma altura, y un noveno en una posición diferenciada, llamado Shamash (en hebreo "servidor"). Las velas se encienden en orden creciente, siendo que el primer día se enciende primeramente el shamash y con éste se enciende una vela, el segundo día se enciende nuevamente el shamash y con éste se encienden dos velas, y así sucesivamente hasta completar las ocho velas en la octava noche.

Se suele obsequiar a los niños monedas "dinero de Jánuka", o regalos en su reemplazo.

Las comidas tradicionales para esta fiesta son las "sufganiot" -bolas de masa frita fritas en aceite y rellenas de dulce- y las "levivot" o "latkes" -pasteles fritos de papa rallada, también fritos en aceite. El motivo por el cual se sirven comidas fritas en aceite es para recordar justamente el milagro de la jarra de aceite que duró ocho días.

Los niños acostumbran jugar con una perinola (en hebreo "Sevivón") de cuatro lados. Dicha perinola lleva escritas, en cada uno de sus lados, las iniciales de la frase: "Un Gran Milagro Ocurrió Allí".
avatar
Ana Yajaira Salazar

Cantidad de envíos : 1098
Edad : 62
Localización : Isla Margarita, Estado Nueva Esparta. Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: llegó diciembre 2008 en un mundo tan distinto y tan igual ¿se entiende?

Mensaje  Damablanca el Vie Dic 05, 2008 1:42 pm



Gracias por la crónica, Ana Yajaira, yo personalmente desconocía esta costumbre.

Abrazos,

Damablanca.
avatar
Damablanca

Cantidad de envíos : 5173
Localización : España
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: llegó diciembre 2008 en un mundo tan distinto y tan igual ¿se entiende?

Mensaje  Ety el Sáb Dic 06, 2008 6:56 am

Sobre la fiesta de Januca quisiera comentarlas que ésta nada tiene que ver con la Navidad, simplemente coinciden en fechas. Además las fiestas judías no se rigen por el calendario común, por lo mismo cada año cae en diferente día, aunque siempre es en el mes de diciembre.

La costumbre de juntar las dos festividades la impusieron los gringos, incluso he llegado a ver en Estados Unidos un "Januca tree" (árbol de Januca) que es también un pino, pero que en vez de decorarse con esferas y adornos navideños, le cuelgan motivos judíos relacionados con Januca, mismos que ya nos mencionó Ana Yajáira. Esto del arbolito de Januca no es más que un invento estadounidense que nada tiene que ver con la tradición.

Tampoco es una fiesta en la que originalmente se daban regalos, sólamente los niños recibían algunas monedas que recordaban las dádivas que se ofrecían en el Templo, pero esta costumbre también se fue modificando, quizás también por debido al intercambio de regalos que se acostumbra hacer en Navidad. Lo más significativo de la celebración es, como ya lo dijo Yajaira, el encendido de las velitas durante los ocho días. Al hacerlo también se dice una oración alusiva.Agrego que la historia de Januca está basada principalmente en una leyenda, por eso se habla del milagro de las velas que se mantuvieron encendidas durante ocho días con un mínimo de aceite. Tampoco se considera una festividad religiosa, por lo cual las actividades cotidianas, salvo el rito de las velas, son las mismas que se llevan a cabo durante todo el año.


Les dejó algunas notas sobre el festejo, aunque algunos puntos ya están incluídos en la crónica que no envió Ana Yajaira.

Janucá empieza el 25 del mes hebreo de Kislev y dura 8 días. En esta fiesta se conmemora la victoria de Judá, el Macabeo, y sus seguidores sobre las fuerzas del tirano sirio Antíoco Epifanes, y la rededicación del Templo de Jerusalem que los sirios habían profanado. En Janucá se celebra algo más que una simple victoria militar sobre un poder exterior que intentó aniquilar el judaísmo. La amenaza para el pueblo de Israel era tanto interna como externa. La asimilación a la cultura helenística era tan grande que ciertos elementos en la sociedad judía intentaron ser aceptados como ciudadanos griegos y participar en la cultura griega a expensas de su propia cultura judía. La resistencia de los Macabeos y sus aliados a los intentos forzados de integración preservaron el judaísmo. La historia de Janucá es la eterna lucha del pueblo por seguir siendo judíos en un mundo no-judío.

Para celebrar su victoria y la rededicación del Templo, los Macabeos proclamaron una fiesta de ocho días que debía ser observado cada año. De acuerdo a la leyenda talmúdica, cuando los Hasmoneos conquistaron el Templo y lo santificaron, sólo les fue posible encontrar una sola jarra de aceite que aún tuviera el precinto del Gran Sacerdote, que contenía la cantidad de aceite suficiente para mantener encendida la Menorá durante un solo día. Pero, como nos cuenta la historia, ocurrió un milagro y el aceite que había en esa jarrita ardió durante ocho días.

La Janukiá encendida se ha convertido en un símbolo tanto de resistencia física, como espiritual a la tiranía y a la asimilación. La tradición judía ha preservado este doble aspecto. El heroico triunfo Macabeo está sopesado por las palabras del profeta Zacarías: “No por mi fuerza, ni por mi poder, sino por mi Espíritu –dice el Señor–” (4,6).
avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

SEGUIMOS BUSCANDO LA NAVIDAD EN EL MUNDO...

Mensaje  Ana Yajaira Salazar el Dom Dic 07, 2008 2:58 am

NAVIDAD EN JERUSALÉN Y BELÉN
http://www.youtube.com/watch?v=ZV6KVBbFjBY
avatar
Ana Yajaira Salazar

Cantidad de envíos : 1098
Edad : 62
Localización : Isla Margarita, Estado Nueva Esparta. Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

en Belén, los ortodoxos cristianos...

Mensaje  Ana Yajaira Salazar el Dom Dic 07, 2008 3:20 am

La colectividad cristiana ortodoxa celebra la Navidad en Belén

http://www.youtube.com/watch?v=mPlQQV4MFs0

Pascua Cristiana Ortodoxa en la Iglesia del Santo Sepulcro


http://www.youtube.com/watch?v=mzhR5_N--lk


Misa de Navidad en el Vaticano por Benedicto XVI - PARTE I

(Traigo sólo la primera parte, quienes deseen pueden ver las siguientes partes, siguiendo el enlace de youtube)

http://www.youtube.com/watch?v=xyrC6qJxUQ0
avatar
Ana Yajaira Salazar

Cantidad de envíos : 1098
Edad : 62
Localización : Isla Margarita, Estado Nueva Esparta. Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Navidad en Francia

Mensaje  Ana Yajaira Salazar el Dom Dic 07, 2008 3:36 am

La Navidad en Francia

por: Kasia Wyderko
Fuente: Noticieros Televisa

Los franceses, pese a pertenecer a una de las sociedades más laicas del mundo, no escapan a la magia de la época navideña

PARÍS, Francia, dic. 17, 2007.- Los múltiples foquitos que iluminan los 415 árboles de la avenida de los Campos Elíseos, los espectaculares escaparates de los grandes almacenes, un gigantesco pino con esferas y adornos en la explanada de la catedral de Notre Dame. Todo eso anuncia con bombo y platillo que la Navidad ya está al alcance de la mano.

La sociedad francesa, una de las más laicas y secularizantes en el mundo, deja de lado la dimensión religiosa de las fiestas decembrinas y prefiere concentrarse en su aspecto cultural, y éste evoca la necesidad de ideales que estén más allá de lo cotidiano.

Sí, en estas fechas hasta el más ateo ve claro que no hay vida sin esperanza y que la humanidad tiene que detenerse cíclicamente para analizar sus actos, reflexionar, cargar sus fantasmas y espantar sus demonios. Le hace falta salpicar la existencia con la paz, el amor y la justicia, o al menos soñar con hacerlo.

Dicho ciclo corresponde precisamente al periodo navideño; la Navidad abre la tregua a los conflictos, nos dulcifica, en teoría.

Las ilusiones se pueden comprar en los mercados navideños que proliferan en estos días en las plazas de las ciudades galas y en las tiendas de ensueño, abarrotadas de gente buscando el regalo perfecto para amigos y familiares. Además del obsequio, hace falta un hogar lujosamente decorado y una mesa festiva. Alrededor del 15 de diciembre se instala en las casas un pino o abeto, de preferencia natural, fresco y fragante, con lucecitas intermitentes.

La furia consumidora parece apoderarse de las masas que invaden los comercios. Cada francés se gastará en estas fiestas mil 400 dólares, el 65% estará destinado a regalos y el 22% a alimentos.

Los niños ya han hecho la lista de obsequios que piden a “Père Noel”, la versión gala de Santa Claus.

La Nochebuena y la Navidad, que en Francia se llama Noel, son un momento tradicionalmente familiar. La cena del 24 de diciembre constituye sin duda la culminación de las celebraciones.

Alrededor de una mesa hermosamente adornada con velas y ramitas de acebo, se sientan juntos familiares y seres queridos para compartir la felicidad en paz y derrochando afecto.

Todos celebran entre abrazos, besos, brindis y manjares tradicionales, dignos de los dioses. Entre las exquisitas tentaciones que hay que degustar en esa mágica noche figuran: el foie-gras (paté de hígado de pato o de oca), el pavo asado, la morcilla blanca y los ostiones. El postre navideño por excelencia es la “buche de Noel”, un pastel en forma de tronco, recubierto de chocolate y relleno de crema o trufa. Vinos y champaña deleitan los paladares más exigentes.

Antes de ir a la cama, los niños colocan sus zapatos frente a la chimenea. La creencia es que por ella pasa Père Noel con un gran saco lleno de obsequios, que luego coloca en el calzado de los infantes. Lo hace mientras los pequeños, poseídos por la sana ilusión, duermen. Los regalos se abren el día 25 por la mañana. Estalla el entusiasmo o la decepción. Libros, accesorios electrónicos y ropa son en este 2007 los presentes más vendidos.

Otra linda costumbre, un auténtico lujo en plena era de los celulares, Internet y los SMS, es el intercambio de tarjetas navideñas impresas en cartulina con mensajes de buenos deseos.

Éstas llegan por correo tradicional, igual que en el siglo pasado. Entre los franceses hay fascinación por enviarlas y, aún mas, recibirlas. Un simple gesto que sirve para anunciar al prójimo que esta sociedad todavía no se ha dejado deshumanizar por la modernidad.
avatar
Ana Yajaira Salazar

Cantidad de envíos : 1098
Edad : 62
Localización : Isla Margarita, Estado Nueva Esparta. Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Orígenes de la Navidad/ Navidad en Grecia/Navidad de 1914/Noche de Paz (origen)

Mensaje  Ana Yajaira Salazar el Mar Dic 09, 2008 12:28 am

La Navidad:

La tradición navideña que hoy nos resulta familiar es una creación del siglo XIX. El árbol de navidad es originario de zonas germanas y se expandió por otras áreas de Europa y América. Los villancicos se recuperaron y fueron creciendo en número gracias a composiciones recientes. Las tarjetas de Navidad empezaron a utilizarse en 1870, aunque la primera fue impresa en Londres en 1846. Cuando la iglesia logró fusionar los rituales precedentes durante la edad media, añadió posteriormente el nacimiento y los villancicos a sus costumbres. En este período los festines eran el punto culminante de estas celebraciones. En el año 1552 la Gran Bretaña puritana prohibió abruptamente la Navidad, que no resurgió hasta la época Victoriana.

Barco de Navidad griego Grecia: Los barcos de Navidad:

Grecia es un país con fuerte tradición marítima, y cada vez son más los griegos que sustituyen el árbol de Navidad por un pequeño barco decorado, donde se colocan los regalos. Los griegos están convencidos de que de esta manera se rescata una tradición nacional en detrimento de una costumbre importada. Los barcos de Navidad se hacen de papel o de madera y son decorados con lamparitas de colores. Suelen ponerse a la entrada de las casa con la proa orientada hacia adentro. Se trata de una original costumbre que enriquece la gran variedad de tradiciones europeas.

La tregua del 24 de diciembre de 1914:

En unos kilómetros de trincheras se dio durante dos días una tregua surgida espontánemente entre los hombres de los bandos alemán y británico. Algunos soldados alemanes portaron velas sobre sus bayonetas convirtiéndose en fáciles blancos para el enemigo. Los británicos reconocieron el villancico Stille nacht, heilige nacht en el que se iban uniendo los soldados alemanes como su conocido Silent Night. Sucesivos gestos como carteles con buenos deseos y árboles de navidad iluminados hicieron crecer la mutua confianza. Muchos hombres desarmados se aventuraron a la zona intermedia entre las trincheras para saludarse. Hubo intercambio de dulces, golosinas, conservas, tabaco, botones. Se mostraron fotos de las familias que los esperaban a muchos kilómetros de distancia. Los médicos atendieron a los heridos sin distinción de uniformes. Los cadáveres situados en las zonas intermedias pudieron ser enterrados. Un partido de futbol entre los Toms y los Fritzs fue arbitrado por un capellán británico. El gesto final de los últimos alemanes que se adentraban de nuevo en sus trincheras fue un saludo al enemigo. Este gesto de humanidad no se repitió en los siguientes 4 años en que se prolongó una guerra que causó 8 millones y medio de muertos.

La composición de Noche de Paz (22 diciembre 1818):

Creada en Austria casi por casualidad y traducida luego a 330 idiomas. Dos días antes de navidad el viejo órgano de la iglesia de San Nicolás, la parroquia donde oficiaba el padre Joseph Mohr, dejó de funcionar repentinamente. Para no decepcionar a sus feligreses, pidió a su amigo Franz Xaver Gruber, maestro y organista del vecino pueblo de Arnsdorf, que compusiera una melodía para un texto de navidad escrito en alemán. Durante la misa del gallo del 24 de diciembre, el párroco Mohr, con voz de tenor y con grandes dotes para tocar la guitarra se hizo acompañar de Gruber, que poseía una bella voz de bajo. Interpretaron por primera la canción Noche de Paz causando cierta sorpresa ya que los textos religiosos todavía se redactaban en latín. En 1831, un coro que se dedicaba a cantar aires populares tiroleses incorporó el villancico del padre Mohr a su repertorio durante una gira por Prusia. En 1839 un coro tirolés diferente la interpretó en Nueva York por primera vez. En 1875, la corte real de Prusia, buscando el original de la partitura, que se había atribuido incorrectamente al compositor austriaco Michael Haydn, consultó al párroco de San Pedro de Salzburgo, quien aseguró que Mohr y Gruber, fallecidos en el anonimato en 1848 y 1863, respectivamente, eran los verdaderos autores.

Navidad: detalle cuadro Bassano Fechas oficiales instauradas por la Iglesia:

El término Navidad proviene de natividad, el cual a su vez pertenece al término latín de nativitas, que significa nacimiento. Hace alusión a la fiesta anual en la que se recuerda el nacimiento de Jesús en Belén según los evangelios de San Mateo y San Lucas. Esta festividad es la más importante después de la Pascua de Resurrección dentro del calendario eclesiástico. Los evangelios no hacen referencias a fechas, por lo que no es seguro que Jesús naciera ese día. Incluso, es más, el día de Navidad no fue oficialmente reconocido por la Iglesia hasta el año 345. Esto fue causa de la influencia de San Juan de Crisóstomo y San Gregorio de Nacianceno, quienes lograron que se instaurara el 25 de diciembre como fecha de la Natividad de Jesús. Pero esto no fue gratuito, debido a que seguían los preceptos políticos de la iglesia de absorber en vez de reprimir los rituales paganos existentes, que desde un comienzo habían celebrado el solsticio de invierno y la llegada de la primavera en Europa.

San Nicolás:

La imagen de Papá Noel, El viejo Pascuero, Santa Claus, San Nicolás, es el legendario repartidor de regalos de Navidad, de aspecto gordo y jovial, de larga barba alba y vestido con un traje rojo y blanco, quien conduce por el aire un trineo de ocho renos transportando sacos llenos de regalos. Este personaje visita todos los hogares la víspera de navidad, bajando por la chimenea dejando regalos bajo un árbol o en los calcetines de todos los chicos que se porten bien. La imagen de Papá Noel fue introducida en Estados Unidos en el siglo XVII, procedente de Holanda, sin embargo tiene sus orígenes en Alemania. Sus orígenes los encontramos en la antigua cultura gentil de Europa. San Nicolás fue obispo en Asia menor en el siglo IV, su fama proviene por salvar marinos atrapados en una tormenta, defender a los niños y, por sobre todo, por dar generosos regalos a los pobres, todo esto, según los antiguos mitos cristianos. Sin embargo, su historia, carente de fundamentos históricos, se expandió por toda Europa, enfatizando la imagen del donante de regalos. El personaje cristiano sustituyó a varios personajes paganos donantes de regalos, como la Bruja Befana y los ancianos, los generosos alemanes Berchta y Knecht Ruprecht. En Alemania se le nombro como Sankt Nokolaus, y Sanct Herr Nicholaas o Sinteer Klaas en Holanda. En sus comienzos, el día de San Nicolás (el día que se recibía regalos) se consagraba el seis de diciembre. Pero tras la reforma, los protestantes alemanes dieron mayor relevancia al Christkindl (niño jesús) como donante de regalos el día de su fiesta, el 25 de diciembre. Cuando la tradición de Nicolás prevaleció, se incorporó a la Navidad. En 1969, el Papa Pablo VI eliminó la festividad de San Nicolás del santoral católico.

El primer pan dulce se hizo en Milán, por encargo del duque de Sforza, quien pidió a sus cocineros una comida especial para Navidad, que contenía en su interior frutas secas y pasas de uva, y que decidió bautizar como panettone.

Roma:

La fiesta pagana que más se asociaba con la Navidad era el Saturnal romano, el 19 de diciembre, que se celebraba en honor de Saturno, dios de la agricultura. Duraba siete días en medio de diversiones y banquetes. Por entonces también tenía lugar en el norte de Europa una fiesta de invierno de similares características, conocida como Yule, en la que se quemaban grandes troncos adornados con ramas y cintas, en honor de los dioses, y para conseguir que el Sol brillara con más fuerza el siguiente año. Los romanos celebraban la Nochevieja comiendo con los amigos e intercambiando miel con higos y dátiles para borrar el mal sabor de boca de los acontecimientos negativos del año.

Navidad Significado de la Natividad:

En las historias de la Natividad pintadas por los primitivos se puede reconocer el admirable eterno esquema de la vida universal, tal como aparece al ojo cristiano. En lo alto, en el cielo, sobre la cabaña, los ángeles anunciadores; en medio, al Niño; a su alrededor, los dos esposos los dos animales, los tres pastores y los tres reyes. O sea, en lo más alto, los espíritus puros que han bajado del Paraíso; en el centro, un Dios que se ha hecho hombre, o sea el emperador de los espíritus puros que ha venido a encarcelarse en la carne humana; y junto a El, los hermanos inferiores, los animales, que fueron antes que el hombre. Y los representantes del género humano, elegidos en los dos extremos de la ciudad terrestre: los pobres pastores, que son los monarcas del rebaño, y los ricos monarcas, que son los pastores de los pueblos. No tenemos aquí solamente una bella composición pictórica y poética, que desboca la fantasía y endulza los corazones, sino casi una representación de la misteriosa flor del mundo, que tiene sus raíces en el establo bovino y su corola inmaterial en el firmamento. La escena de la Natividad no es una anécdota sagrada para uso de las imaginaciones pías, sino el símbolo vivo de la eterna alianza entre lo bajo y lo alto, entre la tierra y el cielo, entre los brutos y el hombre, entre el hombre y todos los hombres, entre los hombres y Dios. Es, en suma, la representación corporal y visible de aquella unidad ideal e invisible que debe unir en los siglos y en la eternidad a todos los seres vivientes, desde el corderito acabado de nacer al Rey del Reino de los Cielos. Si no se ve y no se entiende esta ecuménica fraternidad, simbolizada luminosamente por el espectáculo del pesebre, la fiesta del nacimiento redentor se convierte, al final, en simple ocasión de banquetes familiares y de juegos de niños. No ha sido por casualidad por lo que la leyenda cristiana ha querido asociar a la Natividad los animales más ligados al hombre, al asno y al buey del establo, los corderos de los pastores. El Creador confió al hombre los animales, todos los animales, para que les diese un nombre y una ley. La primera investidura de Adán fue la de Señor del Reino Animal. Cuando fue arrojado del Paraíso terrestre, como consecuencia de su pecado, también las inocentes criaturas sometidas a él se vieron envueltas en la condena. El Demonio se había encarnado en una de ellas, en la serpiente, y también para ellas terminó la vida beata de la perfección. Adán, y con él toda la especie humana, tiene, pues, una obligación hacia sus hermanos subalternos sacrificados. Y San Pablo afirma en una de sus epístolas que toda la naturaleza espera de los hijos del hombre, que también son hijos de Dios, su redención, y gime, añade el Apóstol, como una mujer en los trabajos del parto. El hombre que no escucha este gemido y no siente su responsabilidad infinita hacia todas las criaturas vivientes, todavía no es plenamente cristiano. Debe salvarse a sí mismo para que se realice la salvación de todo lo creado. Los redimidos, es decir, los cristianos verdaderos y puros, restituidos a la primera inocencia, han dado el ejemplo. Es bien conocida de todos la confiada familiaridad de las fieras de los desiertos y de las selvas con los antiguos santos: los propios leones se hicieron siervos de los anacoretas. Y el cántico de las criaturas, de San Francisco, no fue un capricho de poeta, sino el redescubrimiento consciente de nuestra unión con toda la Naturaleza digna de aquel que hablaba a los pájaros del aire y se hacía amigo y maestro del lobo.

He aquí que, junto a los animales, se manifiesta la segunda Persona de la Trinidad, el mismo Dios en figura humana. El hombre está atado, hacia abajo, con los animales, pero está unido, hacia arriba, con la divinidad. El hombre, considerado en sí mismo, no es nada, un poco de fango destinado a la muerte, pero considerado en sus relaciones con Dios es el ser más alto y privilegiado de la creación, el ser destinado a convertirse en mediador entre la materia y el espíritu, entre la naturaleza y su Hacedor, entre el tiempo y la eternidad, entre los gusanos y los ángeles, entre las criaturas y el Creador. El hombre fue modelado por las propias manos de Dios, a imagen y semejanza de Dios, y Dios mismo, en un solemne momento de la historia universal, reapareció en la tierra a imagen y semejanza del hombre. El cual, pues, no solo es una máquina perfecta y perecedera, sino actor principal del drama del universo, un instrumento de redención para sí y para los demás, y, en cierto sentido, el colaborador del Hijo de Dios. Es materia, pero está destinado a convenirse en espíritu puro; es mortal, pero está destinado a la vida eterna; es débil, pero puede, con la fe, redimir a los más débiles que él; es pecador, pero digno de que el más sublime inocente se sacrifique en la cruz por él; está hecho de barro rojo, pero está llamado a gozar para siempre en la rosa celestial que vio la alta fantasía de Dante. Esta altura de la predestinación del hombre, esta dignidad natural del hombre, están simbolizadas precisamente por el misterio de la Natividad, por aquel instante único en el que Dios se hace hombre para que el hombre pueda nuevamente unirse a Dios. Pero esta reunión no podrá tener lugar si antes no se realiza en la tierra esa unidad de los seres vivos, y en particular de todos los hombres entre ellos, tal como está simbolizada, con pocas figuras, en el nocturno grupo del pesebre. El pueblo pobre está representado por aquellos que guardan los animales; los grandes de la tierra, por los magos, que son a la vez reyes y sabios, es decir, maestros y conductores de pueblos. Animales reconciliados, pastores de rebaños, pastores de naciones, están reunidos alrededor de aquella poca paja donde Cristo yace, para simbolizar la necesaria unidad, la mística solidaridad de todas las criaturas en torno al Creador. Si los hombres no se aman entre ellos, si los pequeños no obedecen, no respetan, no siguen a los fuertes y a los sabios, si los ricos y los dominadores no sirven, no iluminan, no aman, no protegen a los pequeños, no puede haber paz en la tierra, no puede existir paz entre el universo y el autor del universo. Gañanes y reinantes arrodillados juntos ante la yacija de Aquel que es pastor de los hombres y rey del mundo, quieren simbolizar la unidad del género humano en Dios, ese increíble pacto que se estableció entre la gruta de Belén y el trono del Eterno, esa confederación terrestre y celeste que tiene su principio y su fin en el amor, en el triple amor del hombre por el hombre, del hombre por su Dios, de Dios por el hombre. Y, por tanto, no podía faltar, en esta asamblea humana y divina, la presencia de los ángeles, el canto y el mensaje de las criaturas perfectas. Los ángeles representan los habitantes del Paraíso celestial, así como los animales representan los antiguos habitantes del paraíso terrenal. Unos y otros aparecieron antes que el hombre, pero el hombre está llamado, según las Escrituras, a juzgar a los ángeles y a señorear a los animales. Estos recuerdan al hombre la felicidad de la patria perdida: aquellos enseñan al hombre la felicidad de la patria futura. Así se cumple e interpreta la representación de la Natividad, cada personaje está en su sitio, nadie falta; su verdadero significado está claro. Ahora toca a nosotros tenerlo siempre presente, conservarlo en el corazón, y tomar parte, después de diecinueve siglos y medio, en la dulcísima fiesta de la universal unidad.
avatar
Ana Yajaira Salazar

Cantidad de envíos : 1098
Edad : 62
Localización : Isla Margarita, Estado Nueva Esparta. Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Navidad en Alemania

Mensaje  Ana Yajaira Salazar el Jue Dic 11, 2008 9:19 pm

santa Navidad en Alemania

Mercadillos de navidad en Alemania

Las ciudades en Alemania son famosas por los mercadillos de navidad durante el Adviento, que son las cuatro semanas que preceden a la navidad.


Los mercados de Navidad en Alemania

Entre noviembre y diciembre, 2.500 mercados navideños abren sus puertas a visitantes deseosos de degustar el vino caliente con especias y recorrer los puestos en busca de un regalo especial.


Navidad medieval en Núremberg

El mercado navideño más famoso del mundo abrió sus puertas en el centro histórico de Núremberg, donde las tradiciones medievales siguen vivas.


Sobre gustos hay mercados de Navidad

A finales de noviembre, pueblos y ciudades alemanas se transforman en un bello decorado navideño, en «El Dorado» de las sensaciones y deseos y todo ello debido a los mercados de Navidad. (22.12.2003)

PERSONAJES

San Nicolás o Santa Claus santa

En Alemania el día seis de diciembre es un día muy especial para los niños, se celebra San Nicolás. Reciben dulces como regalo tras haber puesto en la chimenea o en la puerta un zapato la noche anterior.


San Nicolás: un santo multifacético

Los niños en Alemania añoran la llegada del 6 de noviembre: el día de San Nicolás, un santo muy particular.


Los Reyes Magos reposan en Alemania

El 6 de enero millones de niños esperan los regalos de los Reyes Magos. Lo que la mayoría de ellos no sabrá es que en la ciudad alemana de Colonia se veneran las reliquias de los tres sabios. (06.01.2003)

ADORNOS NAVIDEñOS

Una tradición típicamente alemana

A Alemania se le atribuye el haber iniciado la tradición del árbol de Navidad como se la conoce en la actualidad pero su origen data de creencias y costumbres ancestrales.


Reinventando el árbol de Navidad

¿Un árbol de navidad hecho de señales de tránsito? ¿Otro que se levanta como una pancarta política? La creatividad no tiene límites a la hora de recrear este símbolo navideño, como lo demostró una exposición de diseño.


La cuna del cascanueces

Las nueces no pueden faltar en la mesa navideña de los alemanes, junto a las clásicas galletitas de especias. No extraña que también los cascanueces figuren entre los más tradicionales adornos de Navidad.


Noche de paz... ¿Noche de amor?

En la Nochebuena se respira en Alemania un ambiente de hermandad (casi) por doquier. Lo "malo" aquí es que la navidad es una reunión, exclusivamente, familiar. La soledad es la otra cara de la moneda.

GOLOSINAS NAVIDEñAS

El mes de diciembre en Alemania tiene un aroma muy especial a galletas recién horneadas. De todos los tamaños, formas y sabores, constituyen uno de los elementos representativos de la Navidad germana.


Adviento, tiempo de frío y dulces

En Alemania hace frío y es tiempo para disfrutar del hogar. El Adviento alemán es la época de los pasteles. ¿Qué mejor que pasar la velada "con las manos en la masa" y saborear maravillosos dulces?
avatar
Ana Yajaira Salazar

Cantidad de envíos : 1098
Edad : 62
Localización : Isla Margarita, Estado Nueva Esparta. Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: llegó diciembre 2008 en un mundo tan distinto y tan igual ¿se entiende?

Mensaje  Damablanca el Vie Dic 12, 2008 1:15 am

¡Lo que estamos aprendiendo!

Algo que salta a la vista: la necesidad que tienen las distintas sociedades de este tipo de celebraciones.

¡Gracias!
Damablanca.
avatar
Damablanca

Cantidad de envíos : 5173
Localización : España
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

NAVIDAD EN POLONIA

Mensaje  Ana Yajaira Salazar el Lun Dic 15, 2008 8:48 pm

Cada mes de diciembre se celebra en Cracovia un concurso de belenes en la Plaza Mayor de la ciudad. Todo un espectáculo que conviene no perderse, así como ver alguno de los belenes con títeres tan característicos de Polonia.

Si se tiene la suerte de ser invitado a un hogar polaco, se podrá asistir a una de las celebraciones navideñas más tradicionales. En la cena de Nochebuena siempre se deja un plato libre por si llega un invitado de última hora y se sirven 12 platos en los que la carne no está presente. El día de Navidad la carne sí está autorizada, así que el pavo, el jabalí y las piezas más suculentas son degustadas.

/img218/6153/belenenpoloniaec4.jpg[/IMG]


Navidad en Polonia

En el calendario de las tradiciones y costumbres polacas, la Navidad es todo un ciclo de fiestas que se celebran en el período comprendido entre la Nochebuena (24 de diciembre) y la Epifanía (6 de enero). Hasta hace poco era muy viva la tradición de ritos, costumbres y prácticas mágicas que se ejercían en este período con el fin de renovar el mundo a finales del año viejo y garantizarse la prosperidad en el año nuevo.


El sentido de las tradiciones navideñas ha sido siempre la necesidad de dar nuevas fuerzas vitales al mundo en el período en que terminaba el año viejo y empezaba el nuevo. Según la concepción popular del tiempo, éste, conforme avanza el año, pasa describiendo un círculo y se desgasta, y junto con él, envejecen la naturaleza, los hombres y todo el cosmos. El ritual practicado todos los años por el hombre para llevar a cabo la renovación del tiempo y del mundo es la condición sine qua non de la continuidad de la vida sobre la tierra y de la existencia del mundo. Según la cosmología popular, la renovación del mundo es posible sólo mediante el retomo ritual a los orígenes, al momento de la creación. Este retomo simbólico a la realidad mítica del Paraíso se realiza en la Nochebuena. La cena de Nochebuena era el símbolo de la nueva reconciliación tanto entre los hombres, como entre el mundo de los vivos y el de los difuntos, así como entre el hombre y la naturaleza. Desde los tiempos más remotos, en la cena de Nochebuena participaban todas las personas que vivían bajo el mismo techo. Los amos y la servidumbre se sentaban juntos a la mesa. De forma simbólica, dejando un sitio libre, se invitaba a cenar también a las almas de los parientes difuntos que, como se creía, retornaban ese día a la tierra para ayudar a los vivos a conseguir la renovación del mundo. Además, en la cena participaban. también de forma simbólica, los representantes del mundo de la naturaleza: los pájaros y los animales para los cuales se guardaban restos de la cena de Nochebuena. Un símbolo elocuente de reconciliación era la costumbre de partir una hoja de oblea, hecha de agua y harina de trigo, entre los reunidos que se felicitaban y se deseaban salud, bienestar y prosperidad, así como la de visitar, terminada la cena, los establos para dar pedazos de oblea al ganado. Eran éstas. a la vez, unas prácticas mágicas, puesto que se creía que la oblea de Nochebuena tenía el poder de neutralizar y apartar el mal, y además. como sustituto de pan, era portadora de los mismos valores, o sea de la vida, de la fertilidad y de la abundancia. De la atribución a la oblea de Nochebuena de unas propiedades mágicas nació la práctica de adornar la casa para la Navidad con calados hechos de oblea o con unas estructuras en forma de globo terráqueo, llamadas «mundos». Los adornos de oblea se los colgaba del techo y del árbol de Navidad.

La práctica de producir obleas en moldes de metal con bajorrelieves y de utilizarlas para fines litúrgicos y sociales tiene en Polonia una larga tradición que se remonta a la edad media. En el principio se dedicaban a ello los monjes, pero a partir del siglo XV hasta el día de hoy la producción de obleas es un privilegio de los laicos vinculados a la iglesia. La costumbre de partir una hoja de oblea durante la cena de Nochebuena tiene su origen en las prácticas de los primeros cristianos que se obsequiaban pan en la iglesia en señal de comunión y fraternidad. Introducida en Polonia por el clero en la época del barroco, se propagó primero entre la nobleza y en las ciudades para extenderse, en el siglo XIX, a las zonas rurales.
El ritual de Nochebuena (toda la familia reunida en torno a la mesa, un cubierto más y una hoja de oblea que los comensales parten entre sí en señal de reconciliación) se ha conservado vivo hasta hoy en toda Polonia. También se ha conservado la costumbre de colocar sobre la mesa un puñado de heno interpretado actualmente como conmemoración del nacimiento de Cristo en un pesebre. En las aldeas de la Polonia meridional los árboles de Navidad se adornan hasta hoy con «mundos» de oblea para conmemorar del nacimiento de Cristo, Señor del Mundo.

Un atributo importante del ritual navideño es el árbol de abeto que, en la cultura popular, es el símbolo de la vida que se renueva constantemente, del sol, de la juventud, de la fertilidad, de la salud y del bienestar. La costumbre de traer a casa un abeto llegó a Polonia de la Europa occidental en las postrimerías del siglo XVII. Esta moda se propagó primero en las ciudades y no se extendió a las zonas rurales hasta fines del siglo XIX y comienzos del XX. Antes se colgaba en el techo de la casa o encima de la puerta de los edificios de la granja una cima del abeto o pino (llamada en polaco podlazniczka que viene del verbo podlazic que significa «traer suerte»). Según fuentes históricas, los árboles de Navidad, tanto colgantes como de pie, se adornaban con manzanas, nueces, panes en miniatura, pastelitos de jengibre y muchas velas de cera de color. Crónicas de fines del siglo XIX hablan de adornos hechos de cascarón del huevo, cintas de color y oblea (-mundos- y calados). Las velas del árbol de Navidad se encendían en memoria de los parientes difuntos. La presencia de obleas y pastelitos de jengibre iba a garantizar la abundancia de pan y buenas cosechas, así como la fecundidad del ganado. o sea el bienestar y la riqueza. El huevo, símbolo de la vida que siempre renace y de la fecundidad, iba a reforzar las fuerzas vitales del hombre y de la naturaleza. Las manzanas y las nueces simbolizaban el crecimiento y la abundancia, siendo, a la vez, eficaces atributos de la magia amorosa, que tenían el poder de despertar simpatía y afecto en personas del sexo opuesto.

En la actualidad, los árboles de Navidad, tanto en la ciudad como en el campo. se adornan, sobre todo, con bolas de vidrio de color fabricadas en serie. Sin embargo, en muchas casas se pueden ver también árboles adornados con objetos hechos a mano de papel de color, trozos de paja, cascarón del huevo y oblea.

Las noches desde la Nochebuena hasta la Epifanía se llamaban en Polonia «noches santas». En todo ese período, considerado festivo, la población tenía la obligación de abstenerse de trabajos pesados. Los momentos culminantes del ritual navideño, además de la Nochebuena, eran la fiesta de San Esteban (26 de diciembre), el último día del año viejo y el primero del nuevo y la fiesta de la Epifanía (6 de enero).

El día de San Esteban todos se felicitaban y se deseaban mutuamente suerte y prosperidad en el año nuevo. Además, ese día se bendecía la avena y se la desparramaba sobre los campos y las casas.. También se hacían prácticas mágicas con el objetivo de que los solteros de la aldea encontraran pronto su pareja y se casaran.

El último día del año viejo y el primero del nuevo se festejaban con gran solemnidad y alegría. El ritual de estos días, o sea las prácticas mágicas y la predicción del futuro, era muy parecido al ritual de Nochebuena. A este tiempo el pueblo le atribuía, como a cualquier momento de transición, un poder sobrenatural que favorecía a la realización de los objetivos que se querían conseguir con artes mágicas. Era el momento de hacer travesuras y bromas. El sentido de estos juegos y bromas era destruir el viejo orden a través de la creación del caos y de la situación «al revés», condición sine qua non de la renovación del mundo para el año nuevo.

La Noche vieja se la pasaba en reuniones entre familiares y amigos. En esta ocasión se servía una cena cuyo menú era muy parecido a el de Nochebuena pero menos solemne y con platos de carne. Al igual que la Nochebuena y la fiesta de San Esteban, el fin del año viejo y el principio del nuevo era el momento de felicitarse y desearse suerte y prosperidad.

La Epifanía cerraba el ciclo de las fiestas de Navidad. Como fiesta situada en el límite entre el tiempo sagrado y el profano, le correspondía un ritual que simbolizaba «la clausura», la retención del estado logrado gracias al ritual, así como las prácticas vegetativas que aprovechaban las propiedades singulares del momento de transición.

En siglos pasados, estaba muy extendida en Polonia la costumbre de hacer rondas para pedir el aguinaldo de Navidad. Grupos de muchachos disfrazados, llamados kolędnicy (de kolęda que significa villancico), yendo de puerta en puerta. recorrían la aldea cantando villancicos y deseando a todos suerte y prosperidad, por lo cual recibían una propina en dinero o en especie. Con frecuencia, con ocasión de estas visitas ofrecían un corto espectáculo de carácter cómico o grotesco. Esta costumbre se ha conservado hasta hoy en algunas regiones de Polonia, sobre todo del sur y del este del país. En la cultura popular tradicional estas rondas tenían el carácter de práctica mágica que, mediante el comportamiento ritual de los kolçdnicv y el simbolismo de sus disfraces y accesorios que llevaban consigo, iba a garantizar el cumplimiento de los buenos deseos. En los tiempos actuales se ha dejado de atribuir un significado ritual a esta costumbre que se ha convertido en una especie de teatro folklórico.


La forma más antigua de cultivar esta costumbre es la ronda de mascarones animales: cabra, turón (animal parecido al bisonte), yegua, caballo, gallo o cigüeña que simbolizaban el sol, la nueva vida, la fertilidad y las fuerzas vitales. Para tener un mayor poder mágico. los mascarones iban acompañados de personajes que mediaban entre el hombre y el mundo sobrenatural. En la cultura popular el papel de intermediarios se atribuía a seres y personajes que funcionaban en zonas limítrofes, por ejemplo, al Diablo y a la Muerte (límite entre el mundo real y trascendente), al Novio y a la Novia (límite entre el mundo de los solteros y el de los casados), al Viejo y a la Vieja (límite entre la vida y la muerte) y a toda una pléyade de «extraños» por su origen étnico. su cultura y su profesión como el judío, el gitano, el vendedor ambulante o el policía (límite entre la sociedad local y el mundo exterior).

El tema principal de estos espectáculos fue el acto de morir y de resucitar, representado por los mascarones que personificaban las fuerzas vitales y la fertilidad, o sea por el caballo, la cabra, el macho cabrío y el turón. Las cabezas de los mascarones, talladas en madera, cubiertas de piel o pintadas y provistas de cuernos, estaban clavadas en palos largos que llevaban los muchachos cubiertos con lona o piel de cordero. Para los disfraces se utilizaban, sobre todo, paja, piel y cuernos de ganado, símbolos de la abundancia y fertilidad. Los accesorios rituales que llevaban los muchachos en sus rondas simbolizaban, sobre todo, la fertilidad, la abundancia y el renacimiento de la vida. Predominaban entre ellos símbolos fálicos como palos, látigos, bastones, martillos, escobas y objetos punzantes, así como símbolos del renacimiento de la vida como muñecas y monigotes de paja que representaban a niños pequeños.

Muchas formas, cronológicamente posteriores, de las representaciones navideñas tuvieron su origen en los misterios religiosos medievales relacionados con el episodio evangélico del nacimiento de Cristo. El más popular, que se puede ver hasta hoy en algunas regiones de Polonia, es el espectáculo titulado «Herodes», así como las rondas con el nacimiento y con la estrella de Belén. Estas formas son un interesante ejemplo de un espectáculo uniforme, compuesto de fragmentos de dramas litúrgicos antiguos. moralidades provenientes del teatro eclesiástico y el ritual popular de visitar las casas cantando villancicos.

Un atributo importante de los espectáculos navideños es el nacimiento. El nacimiento polaco de títeres es un fenómeno cultural único, ya que lleva dentro, además de las figuras típicas del nacimiento, un pequeño escenario teatral, donde los títeres, movidos con las manos, interpretan una pieza que combina los clásicos episodios sobre el nacimiento de Cristo con unas historias puramente laicas, de índole satírica y costumbrista. Los primeros espectáculos de nacimientos fueron presentados por los monjes quienes ya a comienzos del siglo XVIII empezaron a introducir en los nacimientos que instalaban en el interior de las iglesias las figurillas móviles de personajes seglares. Manipulándolas y prestándoles su voz, los monjes representaban graciosas escenas de género. Poco después se extendió la práctica de espectáculos de nacimientos ambulantes, realizados por personas laicas vinculadas a la iglesia y escolares. Esta costumbre, muy popular en el siglo XIX en toda Polonia, tanto en la ciudad como en el campo. se ha conservado en el siglo XX sólo en zonas rurales. Una excepción es Cracovia, antigua capital de Polonia, donde el arte de construir nacimientos se ha desarrollado de forma impresionante y se ha conservado hasta la actualidad. Este desarrollo se debe a la arquitectura del nacimiento cracoviano, inspirada en construcciones históricas de la ciudad que representan épocas y estilos diversos.

El éxito de los grupos de kolednicy con el nacimiento dependía tanto de la belleza de la forma arquitectónica del belén como del humor del diálogo y la calidad artística de los títeres. Los textos, que tenían muchas variantes locales, eran modificados todos los años mediante la introducción de temas y personajes relacionados con los actuales acontecimientos políticos y sociales. Llenas de gracia y humor, burlándose de diversos defectos humanos, estas representaciones divertían mucho a los espectadores.

En los años veinte de nuestro siglo, el belén de títeres y los espectáculos empezaron a perder su popularidad en Cracovia. Para salvar la tradición. las autoridades municipales de Cracovia decidieron organizar un concurso anual de nacimientos. El primer concurso fue convocado en diciembre de 1937. En la Plaza Mayor de la ciudad, al pie del monumento al gran poeta polaco Adam Mickiewicz, fueron expuestas las mejores obras. A partir de entonces, los concursos son organizados en este mismo lugar hasta el día de hoy. Gracias al concurso, surgió un nuevo tipo de belén de Cracovia, cuyos autores centran su atención y esfuerzo en los valores arquitectónicos y estéticos de la construcción. Rivalizando por los premios, los beleneros ponen toda su ingeniosidad en la ampliación y la decoración de la fachada y de las torres de sus obras. Sin embargo, tanto la caja del nacimiento como sus detalles arquitectónicos, hechos de listones, cartón y papel de estaño, evocan siempre la auténtica arquitectura histórica de Cracovia. La inspiración en esta arquitectura. el talento y la imaginación del artista dan como resultado unas construcciones espléndidas que parecen palacios de un cuento de hadas. En el nacimiento construido para el concurso el escenario teatral está cenado, y los títeres han sido sustituidos por figuras inmóviles, ubicadas en todo el espacio de la caja. Estas figuras, al igual que antes los títeres, representan a los personajes más característicos del folklore y de las leyendas de Cracovia. así como de la política y la historia antigua y contemporánea.

por Anna Koziel
avatar
Ana Yajaira Salazar

Cantidad de envíos : 1098
Edad : 62
Localización : Isla Margarita, Estado Nueva Esparta. Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: llegó diciembre 2008 en un mundo tan distinto y tan igual ¿se entiende?

Mensaje  encarna el Lun Dic 22, 2008 11:37 am

GRACIAS A TOD@S POR LOS APORTES QUE ESTAN REALIZANDO, ES MUY ENRIQUECEDOR PARA MI Smile

Hasta hoy no habia reparado en este apartado, lo que me estaba perdiendo Exclamation Exclamation , es hermoso compartir, y estoy de acuerdo contigo Dama, la necesidad que tenemos los seres humanos de celebraciones es bien patente.

Much@s de nosotr@s seguramente no somos ni creyentes,pero y dejando a un lado el consumismo de estas Fiestas, sinembargo nos apuntamos, ¿porqué? , yo creo firmemente por la necesidad de relacionarnos y a veces salir del "ostracismo" en el que algun@s estamosmetidos Rolling Eyes

GRACIAS POR ILUSTRARME TANTO flower
avatar
encarna

Cantidad de envíos : 224
Edad : 60
Localización : VINAIXA (Lleida) Catalunya, (España)
Fecha de inscripción : 09/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: llegó diciembre 2008 en un mundo tan distinto y tan igual ¿se entiende?

Mensaje  Damablanca el Lun Dic 22, 2008 2:07 pm

Cierto, este apartado está resultando muy ilustrativo y las aportaciones muy valiosas.

La navidad, creencias aparte, supone un acercamiento anual entre personas que tal vez estarían más distanciadas sin esta celebración. No por malas relaciones, sino por dejadez, porque la vida cotidiana impone su ritmo y a veces nos olvidamos de personas que nos interesan. Le/la llamo mañana, suele ser el pensamiento más común y luego se va dejando...

Abrazos,
Damablanca.
avatar
Damablanca

Cantidad de envíos : 5173
Localización : España
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Navidad en Viena

Mensaje  Ana Yajaira Salazar el Lun Dic 22, 2008 3:48 pm

Frohe Weihnachten!

Espiritual y musical, la Navidad austriaca prolonga durante cinco semanas las celebraciones que conmemoran el nacimiento del Niño Jesús. La madera, la nieve, el olor a ponche y el vals transforman en un cuento el país alpino durante estos días de invierno.

© Turismo de Austria. Ascher
Mercadillos por doquier
El ponche, las castañas asadas, el azúcar y los adornos navideños han hecho de los mercadillos navideños austriacos (abiertos hasta Nochebuena) unos de los más famosos de Europa. El más tradicional se levanta ante el Ayuntamiento de Viena, presidido por un abeto gigantesco que cada año llega de un rincón distinto del país. En Salzburgo, el 21 de noviembre se inaugura el de más solera de la ciudad, en la Plaza de la Catedral. En Innsbruck la artesanía tirolesa es la protagonista, del 22 de noviembre al 27 de diciembre, con objetos de madera, vidrio, velas...

© AP
Adornos para todos
Viena empieza a preparar sus fiestas con tiempo, por eso días antes de la Nochebuena se organizan talleres para que los niños hagan con sus propias manos los adornos que colgarán de sus árboles de Navidad.

El Niño Jesús y su pandilla
En Austria los regalos de Navidad no los trae Santa Claus, sino un niño rechoncho de rubios cabellos rizados, el Niño Jesús, que baja del cielo con su banda de ángeles cada Nochebuena para traer concordia, amor y algunos regalitos a los niños y mayores que se han portado bien.

Vals en la calle para despedir el año

Mientras las campanas de la catedral de Viena tañen los últimos toques del año miles de personas bailan el vals en plena calle. Las orquestas, las casetas de vino caliente y champán y la música son los mejores antídotos contra el frío en esta noche tan especial. Los que prefieran un ambiente más sofisticado pueden optar por el famoso Baile del Emperador, en el Palacio Imperial de Viena. Y para empezar el año con buen pie, nada mejor que el alegre ritmo del Concierto de Año Nuevo de Viena (reservando con mucha antelación, por supuesto).
avatar
Ana Yajaira Salazar

Cantidad de envíos : 1098
Edad : 62
Localización : Isla Margarita, Estado Nueva Esparta. Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Navidad en Andorra

Mensaje  Ana Yajaira Salazar el Lun Dic 22, 2008 3:50 pm

Bon Nadal!

Las tradiciones navideñas de Andorra son un acervo de costumbres propias y de las de sus vecinos. Los ancestrales juegos de la Nochebuena andorrana conviven con la butifarra catalana, el champán francés o los canelones italianos. Rica y provechosa fusión entre las montañas nevadas del Pirineo más espectacular.

El espíritu navideño de Santa Lucía
Con Santa Lucía, el 13 de diciembre, llega el primer aliento del espíritu navideño a la capital andorrana, donde se instala un mercadillo especializado en figuras y otros complementos imprescindibles para los nacimientos de Navidad. Tampoco faltan los tradicionales mercadillos en La Massana, Encamp y San Julià de Lória.



La Misa del Gallo y el festín
Después de la Misa del Gallo, en la medianoche del 24 de diciembre, comienzan las grandes fiestas. Lo suyo es salir en busca de vino hervido. Todo vale con tal de luchar contra el frío. Además, después de la misa, se suele repartir, como manda la tradición, coca y chocolate entre los asitentes.

El Tió de los dulces tesoros
En todas las casas andorranas la noche del 28 de diciembre a los niños les espera el juego del Tió, que consiste en golpear un tronco hueco hasta extraer de él los dulces tesoros con los que se ha rellenado: mandarinas, chocolates, caramelos y turrón, mientras se canta una canción pensada para la ocasión.

Juegos y doce uvas para empezar bien
El último día del año se celebra un juego en el que participan los niños andorranos. Consiste en perseguir por las calles al «Home dels nassos» («hombre de las narices»), que lleva pegadas 365 narices por todo el cuerpo simbolizando el año que está por venir. La Nochevieja andorrana es muy parecida a la española. Se sigue la costumbre de tomar una uva por cada campanada del reloj cuando éste marca las 12 de la noche. Se cree que esta forma de empezar el año traerá buena suerte a los días venideros.
avatar
Ana Yajaira Salazar

Cantidad de envíos : 1098
Edad : 62
Localización : Isla Margarita, Estado Nueva Esparta. Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Navidad en Bélgica

Mensaje  Ana Yajaira Salazar el Lun Dic 22, 2008 3:52 pm

Zalig Kerstfeest! Joyeux Noel!

Aromas a cera quemada, pino y galletas desbordan las calles belgas en las fiestas navideñas, unas fiestas con doble versión, como casi todo en Bélgica: por un lado la Navidad de lengua francesa y por otro, la flamenca. Dos en una.

Sobremesa en patines
Es costumbre en Bélgica salir a patinar el día de Navidad después de la típica comida familiar. Grandes y pequeños se enfundan los patines y se echan a rodar o si, el frío lo permite, a deslizarse sobre las aguas heladas de un río.

Reyes Magos cantarines
En los pueblos más pequeños sigue viva una tradición que hace ir a tres hombres vestidos de Reyes Magos de casa en casa, cantando villancicos. A cambio las gentes los obsequian con dulces y comida típica navideña.


Ramitas para los niños traviesos
Los niños belgas de habla flamenca reciben la visita de San Nicolás: primero viene el día 4 de diciembre para ver qué niños han sido buenos y dos días más tarde San Nicolás vuelve para dejar regalos y caramelos a los que se han portado bien y una ramita en el zapato a los que se han portado «menos bien».

Belenes de alta alcurnia
Los hogares y las iglesias belgas colocan sus belenes cuando se acerca la Navidad. Algunos de ellos tienen el mérito de haber sido tallados a mano muchos años o incluso siglos atrás.
avatar
Ana Yajaira Salazar

Cantidad de envíos : 1098
Edad : 62
Localización : Isla Margarita, Estado Nueva Esparta. Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Navidad en Dinamarca

Mensaje  Ana Yajaira Salazar el Lun Dic 22, 2008 3:54 pm

Glædelig Jul!

Dinamarca abre sus puertas a la Navidad con una atmósfera especial. Los mercadillos, las procesiones de Santa Lucía y las miles de bombillas y velas que alumbran las calles danesas crean un ambiente acogedor y entrañable. Para olvidarse del frío invernal, los daneses se alían durante las fiestas con los socorridos «snaps», los chupitos de aguardiente que se beben en todo el país.

Encendido del abeto gigante
En la Plaza del Ayuntamiento de Copenhague, el 1 de diciembre, a las cinco de la tarde, se encienden las luces que adornan el inmenso abeto que engalana el centro de la ciudad durante la celebración de las fiestas. Muchas familias aprovechan la ocasión para acudir con sus hijos al alumbrado y cantar las primeras canciones navideñas mientras toman un vaso de glögg, muy adecuado para combatir las bajas temperaturas danesas. Se trata de un vino aderezado con especias que también sirve de acompañamiento a los buñuelos de Navidad. El mejor se puede tomar en Hviids Vinstue, inaugurado en 1723, donde permanece ocho días macerando con diversas especias antes de ser mezclado con otras bebidas, como ron o coñac.

Los duendes televisivos
Cada cadena de televisión emite para los niños una serie de 24 capítulos sobre los «Nisser» desde el día 1 hasta el 24 de diciembre. Estos duendes viven en los altillos de las casas y se alimentan de arroz con leche. Hacen toda clase de travesuras para impedir que se celebre la Navidad, pero nunca lo consiguen.

Procesión de Santa Lucía
Cada 13 de diciembre, las niñas se visten con unos vestidos blancos y portan velas en sus manos y sobre una corona que llevan en el pelo como símbolo de paz. En casi todas las localidades se celebran procesiones en honor a la santa. La de Copenhague comienza en la estación central y termina en la Plaza Rea

Las velas de Adviento
El primer domingo de diciembre se enciende una de las cuatro velas que forman el «adventskrans» y se deja arder durante 15 minutos. Hasta que llega el día de Navidad se va quemando una vela cada domingo. Cuando llega el cuarto domingo se prenden las cuatro velas a la vez y se dejan consumir totalmente.
avatar
Ana Yajaira Salazar

Cantidad de envíos : 1098
Edad : 62
Localización : Isla Margarita, Estado Nueva Esparta. Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Navidad en Estonia

Mensaje  Ana Yajaira Salazar el Lun Dic 22, 2008 3:56 pm

Roomsaid Joulupühi!

Durante la ocupación soviética este país de tradición luterana tuvo que celebrar sus nochebuenas de puertas para dentro y en silencio. Con la independencia volvió la Navidad oficialmente reconocida y con muchos parecidos a las de sus vecinos bálticos.

Nochebuena al vapor
En Estonia, como en otros países nórdicos, es costumbre muy arraigada pasarse por la sauna la tarde de Nochebuena, después de dejar todo listo para la fiesta de esa noche y justo antes de ir a la iglesia a celebrar los oficios religiosos.

Sin ruidos
Antiguamente en las noches más solemnes de estas fiestas, la Nochebuena y la noche de Navidad, era obligatorio que reinara el silencio, así que durante esas noches estaba prohibido trillar en los molinos, hilar en las ruecas, montar a caballo y todo aquello que hiciera ruido y pudiera asustar a los espíritus.

Estado de Paz
Al siglo XVII se remonta una tradición estona por la que el presidente de la nación se dirige en la Nochebuena a todos sus conciudadanos para declarar el Estado de Paz. El origen de esta costumbre reside en una orden de la reina Cristina de Suecia.

Banquete para los espíritus
El festín de Nochebuena de Estonia es para todos. Se comparten las delicias de la mesa con los animales de la casa y el establo y hasta con los espíritus de los antepasados. Existe la creencia de que durante esa noche sagrada las almas de los muertos visitan los hogares, para ellos se deja comida en la mesa durante la noche.
avatar
Ana Yajaira Salazar

Cantidad de envíos : 1098
Edad : 62
Localización : Isla Margarita, Estado Nueva Esparta. Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Navidad en Finlandia

Mensaje  Ana Yajaira Salazar el Lun Dic 22, 2008 3:57 pm

Hyvaa joulua!

El primer domingo de Adviento inaugura oficialmente la temporada navideña en Finlandia. Con tiempo, porque los preparativos que hay que poner en marcha no son pocos. La Navidad, como en otros países nórdicos, marca el final de las largas noches invernales y celebra el triunfo de la luz frente a las tinieblas.

Calentar motores con el Pikkujoulu
El «Pikkujoulu» o «Pequeña Navidad» es una antigua tradición finlandesa que consiste en reunirse durante los días previos a la Nochebuena después de la jornada laboral para hacer las decoraciones navideñas. Estas veladas se amenizan con música y platos característicos de la Navidad finlandesa y no hay empresa o grupo de amigos que se precie que no organice su «Pikkujoulu»

El arbolito de casa
Los finlandeses gustan de colgar de las ramas del árbol de Navidad hileras de banderas de distintos países como símbolo del hermanamiento entre pueblos y culturas.

Joulupukki, el Santa Claus finlandés
El día 24 cuando cae la noche, los niños finlandeses se visten de gnomos par recibir y ayudar al viejo Joulupukki, el «padre navideño» finlandés. A diferencia de la tradición en otros países del mundo Joulupukki visita en carne y hueso a los niños de cada casa y escucha las canciones que los niños le dedican antes de dejarles los regalos.
avatar
Ana Yajaira Salazar

Cantidad de envíos : 1098
Edad : 62
Localización : Isla Margarita, Estado Nueva Esparta. Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Navidad en Irlanda

Mensaje  Ana Yajaira Salazar el Lun Dic 22, 2008 3:58 pm

Nollaig Shona Dhuit!

La mayor parte de los irlandeses es católica, por eso las tradiciones navideñas del país están muy influidas por esta confesión. Todo en un ambiente inspirado por las velas, las comidas copiosas y las buenas intenciones para celebrar la Navidad y despedir el año.

Leche, pan y buenas intenciones
Después de la comida de Navidad los irlandeses suelen dejar un poco de pan y un vaso de leche en el portal de la casa como símbolo de hospitalidad.


Una casa, una vela
Una de las tradiciones más singulares de la decoración navideña irlandesa es la colocación de una gran vela en la entrada o en alguna de las ventanas de la casa. Esta vela, que enciende el benjamín de la casa en Nochebuena, es un símbolo para dar la bienvenida a la Sagrada Familia y sólo podrá ser apagada por una niña o mujer llamada María.

Nollaig na mBan
El día 6 de enero se celebra esta curiosa tradición irlandesa según la cual los hombres de la casa se encargarán durante ese día de la cocina y otros preparativos. La intención es que las mujeres descansen y disfruten sin más preocupaciones, al menos, durante esa jornada.

Los Wren Boys reparten suerte
Una de las festividades más arraigadas de Irlanda es la de los Wren Boys, en la que jóvenes, estrafalariamente vestidos, salen a la calle el día de San Esteban y desfilan ruidosamente en procesión. Suelen ir ataviados con máscaras y palos y a todo aquel que les da dinero le regalan una pluma, según ellos, cargada de buena suerte.
avatar
Ana Yajaira Salazar

Cantidad de envíos : 1098
Edad : 62
Localización : Isla Margarita, Estado Nueva Esparta. Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Navidad en Letonia

Mensaje  Ana Yajaira Salazar el Lun Dic 22, 2008 4:00 pm

Prieci'gus Ziemsve'tkus!

La Navidad letona es una mezcla de lo religioso y lo profano, de la tradición y la modernidad, del misticismo y lo espiritual. Por un lado el solsticio de invierno, por otro el nacimiento de Jesús. Feliz coincidencia que proporciona razones a casi todos para celebrar la Navidad.

Un regalo, un poema
La costumbre letona dice que en la noche de Nochebuena justo después de la cena todos irán a buscar junto al árbol los regalos de Navidad, pero nadie podrá coger el suyo sin antes haber recitado un pequeño poema.

¡Espíritus fuera!
Con las tradiciones religiosas de Navidad conviven también otras costumbres paganas como la de hacer rodar un trozo de madera alrededor de la casa para hacer salir a los malos espíritus de ella.

Fin de año al fuego
Otra costumbre curiosa consiste en reunir maderos y encender con ellos hogueras los últimos días del año con la intención de acabar con todos los infortunios y problemas para no arrastrarlos en el nuevo año.
avatar
Ana Yajaira Salazar

Cantidad de envíos : 1098
Edad : 62
Localización : Isla Margarita, Estado Nueva Esparta. Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Navidad en Lituania

Mensaje  Ana Yajaira Salazar el Lun Dic 22, 2008 4:00 pm

Linksmu Sventu Kaledu!

Aunque casi desconocida para nosotros, la Navidad de Lituania es todo un acontecimiento lleno de tradiciones y rituales de origen pagano, germano y de profundas raíces cristianas. Son días para disfrutar de la compañía de familiares y amigos que se reúnen alrededor de una mesa en la que sigue faltando la carne y el alcohol hasta después de la Nochebuena.

Al dictado de las velas
En Lituania es tradicional aprovechar la Navidad para predecir los acontecimientos del Año Nuevo. Como las casas se adornan con muchas velas y candelabros, el tipo de luz que desprenden indican algún augurio. Si la sombra es amplia y se ve la figura completa de la persona, el año entrante será muy bueno. Sin embargo, si es delgada y la figura está sin cabeza o borrosa hay problemas en el horizonte.

Con el heno del pesebre
Los lituanos preparan con sumo cuidado la cena de Nochebuena. Para la ocasión se limpia a fondo la casa, se cambian las sábanas de las camas y la mesa se cubre con un mantel de lino blanco bajo el cual se coloca heno para recordar el nacimiento de Jesús en un pesebre.

El futuro en tres platos
Otra costumbre curiosa tiene lugar en Nochevieja. Se necesitan tres platos. Debajo del primero se coloca un anillo, bajo el segundo una moneda, y bajo el tercero una llave. Después se desordenan y se levanta uno de ellos. Si aparece la llave, el Año Nuevo traerá una casa, si se encuentra el anillo habrá boda o se seguirá enamorado, y por último, si es la moneda el objeto que se halla será un año bueno para el dinero y los negocios.
avatar
Ana Yajaira Salazar

Cantidad de envíos : 1098
Edad : 62
Localización : Isla Margarita, Estado Nueva Esparta. Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Navidad en Noruega

Mensaje  Ana Yajaira Salazar el Lun Dic 22, 2008 4:02 pm

od Jul!

La Navidad en Noruega, como en el resto de países nórdicos, tiene su origen en las celebraciones paganas que anunciaban el fin de las largas noches del solsticio invernal y daban la bienvenida a la luz de la primavera. Con el tiempo estas celebraciones se hicieron coincidir con la festividad cristiana del nacimiento de Jesús de modo que hubiera motivo de celebración para todos.


Santa Lucía trae la claridad
El 13 de diciembre Noruega organiza cientos de procesiones en honor a Santa Lucía, la joven mártir siciliana. A la cabeza de las procesiones va una joven que encarna a la santa ataviada con una túnica blanca, una corona de velas sobre la cabeza y un gran cirio entre sus manos. En Bergen durante la noche del 30 de noviembre otra procesión de luz se apodera de la oscuridad,es la noche de las antorchas.

Abetos encendidos
Aunque los árboles navideños que adornan calles y jardines encienden sus luces varios días antes de la Nochebuena, los árboles hogareños no se iluminan hasta la misma noche del 24.

Velas de artesanía
La Navidad noruega es la fiesta de la luz, por eso la fabricación de velas ha sido siempre uno de los preparativos navideños indispensables. Aun hoy, muchos noruegos mantienen viva la costumbre de elaborar ellos mismos las velas que decorarán sus casas durante los días de Pascua.

Candelabro de Adviento
El tiempo de Adviento comprende los cuatros domingos anteriores a Nochebuena. Muchos hogares noruegos mantienen la costumbre de colocar un candelabro de cuatro brazos para ir encendiendo una vela cada domingo de Adviento, hasta que en la noche de Nochebuena todas las velas quedan encendidas.
avatar
Ana Yajaira Salazar

Cantidad de envíos : 1098
Edad : 62
Localización : Isla Margarita, Estado Nueva Esparta. Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Navidad en Países Bajos (Holanda)

Mensaje  Ana Yajaira Salazar el Lun Dic 22, 2008 4:04 pm

Hartelijke Kerstgroeten!

Los holandeses son los primeros en prepararse para la celebración de la Navidad. Desde mediados de noviembre las calles comienzan a llenarse de luces y adornos, y a mediados de mes reciben con gran algarabía a San Nicolás, quien, llegado desde España, anuncia el inicio de unas fiestas que se prolongan hasta el 1 de enero.


Regalos venidos de España
Todos los niños holandeses creen que San Nicolás pasa la mayor parte del año en España, tomando buena nota en su gran libro rojo de cómo se portan los niños hasta que a mediados de noviembre parte en barco rumbo a los Países Bajos. San Nicolás tiene un ayudante, Zwarte Piet (Pedro el Negro), que le acompaña y le echa una mano a la hora de repartir los regalos en todas las casas el día 5 de diciembre.


Días de poesía
El feliz día 5 de diciembre además de para los regalos los holandeses dejan sitio para la poesía porque la tradición manda que todos los presentes estén empaquetados de manera imaginativa y que vayan acompañados de un poema dedicado.



Colores de moda
Los holandeses colocan el árbol unos diez días antes de la Nochebuena. Desde hace algunos años ha irrumpido una curiosa moda, en vez de un solo árbol, en muchos hogares se adornan dos, uno en el interior de la casa y otro en el jardín. Cada año hay un color más en boga que marca la tendencia en la tonalidad de los adornos del árbol.

Flores de Navidad
En el precioso Mercado de las Flores de Amsterdam se pueden comprar flores y plantas típicas de las fiestas navideñas, como el musgo, el acebo o la flor de Pascua, mientras se disfruta de la iluminación de los canales y puentes.
avatar
Ana Yajaira Salazar

Cantidad de envíos : 1098
Edad : 62
Localización : Isla Margarita, Estado Nueva Esparta. Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Navidad en Portugal

Mensaje  Ana Yajaira Salazar el Lun Dic 22, 2008 4:06 pm

eliz Natal!

En Portugal existen cientos de celebraciones de Navidad diferentes. Algunas de las más fértiles en leyendas y rituales las conmemoran las gentes norteñas, herederas de las antiguas tradiciones normandas inspiradas en valquirias y druidas. Las fiestas del centro y del sur del país obedecen en mayor medida a los ritos religiosos católicos: belenes, misas, adoraciones... El elemento que no falta en ningún rincón de la Navidad portuguesa es el fuego, símbolo del triunfo de la luz frente a las tinieblas.

Hogueras en Nochebuena
La quema de leña o de tocones de Navidad es una tradición de raíces remotas, que representa el triunfo de la luz sobre las tinieblas. Existe la creencia de que cuanto más grande es el tronco y más tiempo dura su incineración, mejor será la cosecha del Año Nuevo. Con diferentes rituales, en todas las regiones de Portugal arden tocones la noche de Nochebuena.

La Misa del Gallo de toda la vida
La tradición cristiana de Portugal marca los festejos navideños. Es costumbre asistir la noche de Nochebuena a la Misa del Gallo y cerrar esta celebración besando los pies de una figura del Niño Jesús. Terminados los oficios religiosos la gente sale a la calle para quemar el tocón de Navidad.


Papá Noel en el Belén
A pesar de ser un país de profunda tradición católica a los niños portugueses no les traen los regalos los Reyes Magos, sino «Pai Natal» (Papá Noel) la noche de Nochebuena. Eso sí, «Pai Natal» deja los regalos junto al portal de Belén, porque las tradicionales figuritas y los portales vivientes que representan escenas del nacimiento y la vida de Jesús proliferan por todos los rincones de Portugal en estas fechas.

Las cruces de harina de Benquerença
En Benquerença (en la región de Castelo Branco), donde no se celebra la Misa del Gallo, las muchachas y muchachos recorren las calles con platos de harina dibujando cruces blancas en las puertas de las casas. Cuenta la tradición a propósito de esta costumbre que uno de los soldados de Herodes, mientras buscaba a Jesús por las calles de Belén, dio con la puerta trasera del lugar donde se ocultaba la Virgen María con el Niño Jesús y la marcó con harina antes de ir a buscar ayuda. Cuando volvió con el resto de la soldadesca descubrió espantado que todas las puertas de la calle estaban marcadas con la misma señal.
avatar
Ana Yajaira Salazar

Cantidad de envíos : 1098
Edad : 62
Localización : Isla Margarita, Estado Nueva Esparta. Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Navidad en Reino Unido

Mensaje  Ana Yajaira Salazar el Lun Dic 22, 2008 4:13 pm

Merry Christmas!

Tradiciones ancestrales y costumbres más modernas se dan la mano cada año en Gran Bretaña para recibir la Navidad. El muérdago, los calcetines en la chimenea, las tarjetas navideñas, el Boxing Day, los crackers, unos petardos que montan mucho jaleo, o el abeto forman parte de unas fiestas familiares con sabor británico


El muérdago de la buena suerte

Según una creencia druida, el muérdago protege contra los demonios y trae suerte a los hogares en los que luce. Esta arraigada tradición está muy presente en la Navidad británica. Durante estos días no suelen faltar los ramos de muérdago adornando los hogares del Reino Unido.

«Crackers» para estallar

La Navidad en Gran Bretaña no sería lo mismo sin los «crackers», unos petardos pequeños que estallan cuando se parten en dos. Contienen un gorrito, un regalo y un chiste –que suele ser bastante malo– junto con papeles de colores que se esparcen con el estallido. El 25 de diciembre la familia se reúne, enlaza sus brazos alrededor de la mesa sujetando cada uno un extremo de la mecha y hacen detonar todos los «crackers» a la vez.


Desde Oslo con amor

La primera semana de diciembre se coloca un abeto enorme en el centro de Trafalgar Square en Londres. Desde 1948, Oslo regala a Londres el árbol como muestra de amistad y gratitud por la ayuda británica durante la II Guerra Mundial. El encendido es todo un acontecimiento que marca simbólicamente el inicio de las fiestas navideñas.



Las propinas del «Boxing Day»

El 26 de diciembre es tan especial como el día de Navidad. Durante toda la jornada del «Boxing Day» los lecheros, pasteleros, barrenderos y repartidores de periódicos reciben una propina. Es una tradición antigua que sobrevive en forma de aguinaldo y cuyo origen se remonta a cuando los aristócratas obsequiaban a sus sirvientes con un regalo.

Los regalos de la reina

En el siglo XVI, el rey Eduardo IV decretó que el soberano debía dirigirse a la capilla de Saint James para conmemorar la llegada de los Reyes Magos a Belén. Por eso, todos los años la reina Isabel II acude el 6 de enero a la capilla real para regalar oro, incienso y mirra.
avatar
Ana Yajaira Salazar

Cantidad de envíos : 1098
Edad : 62
Localización : Isla Margarita, Estado Nueva Esparta. Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: llegó diciembre 2008 en un mundo tan distinto y tan igual ¿se entiende?

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.