Entrevista a Daniel Barenboim

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entrevista a Daniel Barenboim

Mensaje  Damablanca el Mar Oct 21, 2008 12:24 pm

Publicado hoy en el diario "La Vanguardia".
ENTREVISTA A DANIEL BARENBOIM


Daniel Barenboim, director de orquesta, desarrolla su filosofía en un nuevo libro
"La música está en una torre de marfil, se ha separado de la vida"



"En enero habrá gira (de la orquesta del diván) por Qatar, la Scala, Viena... pero cada vez es más difícil actuar" | La inteligencia aditiva "es un antídoto contra la pereza mental y el pensamiento taquigráfico" | "Es muy difícil que, tras siete horas de tocar juntos, músicos israelíes y árabes no se escuchen en la cena"
| Berlin. Enviado especial | 21/10/2008 | Actualizada a las 03:31h


El director y pianista Daniel Barenboim (Buenos Aires, 1942) es uno de los tesoros nacionales de Berlín, ciudad en la que vive -cinco meses al año- desde 1991 y en la que dirige la Ópera Estatal. En la calle, la gente le detiene, le saluda y le comenta aspectos de sus conciertos. En las salas de ensayo, ríe, grita en siete idiomas (según la nacionalidad del músico) y es capaz de abrazarse apasionadamente a la chelista como si, de repente, se hubiera enamorado de ella. El próximo 3 de noviembre, abrirá la temporada de conciertos en la Scala de Milán y, más tarde, dará entrada al 2009 dirigiendo el tradicional concierto de Año Nuevo en Viena. Ha recibido a este diario para hablar de El sonido es vida (Belacqva/ Edicions 62), un ensayo filosófico donde establece paralelismos entre la música y las más diversas actividades humanas.





Tras leer este libro, queda claro que usted preferiría quedarse ciego que sordo...

En cualquier caso, nunca mudo. Aristóteles dijo que el oído era el órgano de la instrucción, mientras que el ojo era el de la tentación. Podemos cerrar los ojos, pero no los oídos, es el órgano con mayor poder de penetración.

¿Por qué este libro?

Intento demostrar que la música es una herramienta para aprender aspectos básicos de nosotros mismos, de nuestra sociedad y de lo que significa ser humano.

Da la impresión de que usted realiza un profundo autoanálisis de todo lo que hace.

Desde los 10 años estoy acostumbrado a reflexionar sobre lo que hago y lo que hay a mi alrededor. No es una cuestión de vocación o talento sino el fruto de la educación que recibí de mis padres. Me gusta leer, siempre ando, por ejemplo, releyendo a Spinoza, que me ha enseñado algo muy importante: el hombre piensa, y sin pensamiento queda inevitablemente degradado. Arthur Rubinstein decía que él no tenía amigos pianistas, porque los pianistas han leído solamente un libro, la guía de teléfonos. No es mi caso.

Aplica los principios musicales al conjunto de la realidad. Por ejemplo, a los frustrados acuerdos de paz de Oslo entre israelíes y palestinos...

Tuvieron un problema de tempo. La idea en sí era positiva, pero la ejecución resultó pésima. ¿Qué nos enseña la música? Que la velocidad de una progresión rítmica determina su efectividad. Y, en Oslo, la preparación de las discusiones fue demasiado rápida y el proceso de discusiones, muy lento y con interrupciones frecuentes. El equivalente sería tocar una introducción lenta de manera rápida y caprichosa y después interpretar lentamente y con interrupciones el movimiento principal rápido. La elección del tempo, tanto en política como en música, determina inexorablemente lo que vendrá, el éxito o el fracaso de nuestra tentativa.

¿Cómo va la Western-Eastern Divan Orchestra, formación de músicos árabes e israelíes creada por usted y Edward Said en 1999?

Funciona únicamente en verano, pero ya le adelanto que este mes de enero habrá una excepción con una gira por Qatar, la Scala, Viena, a lo mejor Moscú... El problema fue que, tras la guerra entre Hizbulah e Israel en el 2006, se nos ha complicado la posibilidad de actuar en Oriente Medio. En el 2005 conseguimos un éxito histórico: dar un concierto en Ramala, pero para ello nos tuvieron que ayudar Felipe González, Zapatero, el Gobierno alemán... España nos dio a todos pasaportes diplomáticos, yo me enfrenté con los padres israelíes que no querían que sus hijos fueran allí, pero al ver que mi hijo era el concertino cambiaron de opinión.

La semana pasada tocó a Schönberg con la Staatskapelle. ¿Qué nos enseña este compositor sobre nosotros?

La ruptura radical que Schönberg realizó con la jerarquía de la música tonal, al crear el sistema dodecafónico, es un ejemplo perfecto de las contradicciones de la naturaleza humana: una parte nuestra lucha por la libertad y la independencia sin tener en cuenta las consecuencias (como esa batalla por alejarse de la tonalidad), y otra parte de nuestra psique busca la seguridad de la jerarquía, la autoridad y lo familiar.

Si la música clásica es tan importante, ¿por qué es cosa de minorías?

Lamentablemente, hay millones de seres humanos que no la necesitan, no porque no tengan la educación necesaria para comprenderla sino, simplemente, porque no han tenido la posibilidad de tener contacto con ella. En los últimos cien años hemos alejado a la música del resto de la vida, del resto de la cultura. Hemos hecho una torre de marfil, a la cual tienen acceso una minoría muy pequeña de apasionados, pero hemos roto la conexión de la música con la vida y lo esencial del ser humano. Así, para mucha gente es un modo de huir, de olvidarse de que tuvieron un día malo, de que se enfadaron con su mujer o con su amiga - o con ambas-... Eso no tiene nada malo, pero la música tiene también el poder de ayudarnos a entender lo que es el hombre. La lección más difícil para el ser humano es aprender a vivir con pasión, libertad, y al mismo tiempo con orden, algo patente en cualquier frase musical.

Usted defiende cambios en el sistema educativo...

A ninguna escuela se le ocurriría eliminar de sus programas la lengua, las matemáticas o la historia y sin embargo a menudo ignoran la música. La inteligencia auditiva, saber escuchar de modo concentrado una pieza, tiene efectos benéficos en la comprensión humana, ayuda a ver las conexiones entre lo que sucede, es un antídoto contra la pereza mental que nos conduce a los eslóganes y al pensamiento taquigráfico.

¿Y ha comprobado que sus músicos árabes e israelíes ven el mundo de otra manera?

¿Qué significa tocar en una orquesta de manera inteligente? Que tienes que dar el máximo de ti a la colectividad, pero al mismo tiempo tienes que escuchar los otros instrumentos. ¡Qué lección para la vida! Exprimirse al máximo y simultáneamente oír lo que dicen los demás. En la Orquesta del Diván, tras siete horas diarias de tocar de esta forma, es muy difícil que luego los chicos, cuando se sienten a cenar, no escuchen al otro, porque han estado todo el día tratando de entenderse.

Este libro se suma a Mi vida en la música, autobiográfico, y a Paralelismos y paradojas, que hizo junto a Edward Said. ¿Se siente escritor?

En mis momentos más atrevidos, sí. Mi mujer me dice: "Tengo mucha suerte porque nunca me voy a aburrir contigo, no porque seas especial, sino porque haces muchas cosas: tocas el piano, diriges, escribes, fundas orquestas".




"Israel no es una sociedad sana"



Usted tocó Wagner en Israel en el 2001, y dedica al tema buena parte del libro. ¿Se siente suficientemente comprendido sobre este particular? No. Esas imágenes dieron la vuelta al mundo, y sentí que los medios lo habían tratado de modo sensacionalista, sin el rigor que un tema tan delicado requería. Es sintomático de un malestar que hay en Israel, que no sólo nos impide llegar a un acuerdo con los palestinos sino que nos imposibilita ser una sociedad sana, porque no es que todo funcione perfectamente y el único problema sean los palestinos, ¡para nada!

De hecho, el mes pasado, usted necesitó guardaespaldas para pasear por Jerusalén, por las amenazas de la extrema derecha.
Es un ejemplo de lo que le digo: no somos una sociedad sana. No habrá paz sin Estado palestino propio y sin que Israel tenga seguridad. La minoría palestina en Israel no es lo mismo que, por ejemplo, la minoría norafricana en España, por dos razones. Una, porque no es un grupo de gente que haya emigrado aquí, esta era su tierra. Y dos, suponen el 23% de la población. Los problemas no se están resolviendo, porque hay un malestar que tiene que ver con Wagner, es decir: en Israel no se ha digerido todo lo que ha sucedido en el mundo en los últimos sesenta años. Ya no somos una minoría perseguida, en la diáspora, y seguimos analizando las cosas desde ese prisma. No hay ninguna razón en el mundo para forzar a escuchar Wagner a alguien que sufre asociaciones terribles con su música, a alguien que aún tiene el número del campo de concentración inscrito en la piel, sería inhumano hacerle escuchar esa música con la que acompañaban a sus amigos a las cámaras de gas. Nadie lo pretende, yo el último. Pero ¿por qué negamos la posibilidad de escuchar esa música bellísima a los que, gracias a Dios, no sufren esas asociaciones? Una sociedad que no puede escuchar a Wagner no es una sociedad sana.

El caso es que, a pesar de su iniciativa, se sigue sin tocar Wagner en Israel. ¿Insistirá?
No lo volveré a tocar. Ya lo he hecho, ahora son los que viven allí los que deben decidir qué es lo que quieren.

Comentario: disfruten de Barenboim:

http://es.youtube.com/watch?v=VHAaVVytQF0

Saludos,

Damablanca.
avatar
Damablanca

Cantidad de envíos : 5179
Localización : España
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrevista a Daniel Barenboim

Mensaje  Ety el Mar Oct 21, 2008 3:55 pm

Gracias Dama, además de la música, Barenboim se ha caracterizado por ser un gran pacifista y un hombre que piensa. A veces tengo la impresión que artistas de su talla viven en un mundo aparte sin que los importe mucho lo que sucede en la tierra, y Barenboim siempre ha demostrado lo contrario aun enfrentándose a muchas críticas.

Ety
avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.