RUPERT MURDOCH.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

RUPERT MURDOCH.

Mensaje  Negrita linda. el Mar Jul 26, 2011 11:22 am

Este Lunes, el Licenciado Zabludovsky escribió en su columna Bucareli del Periódico El Universal acerca del magnate Robert Murdoch.

Un lío en el que se ven envueltos personajes de la política. Jacobo hace gala de su inteligencia y astucia. Me encanta como escribe. Es que nadie escribe como lo hace él. Es un deleite leerlo, y ver la manera como entrelaza las palabras y las ideas.

Bueno, aquí les dejo el Bucareli de este 25 de Julio, ea.

Bucareli | Jacobo Zabludovsky

Amasiato news
Lunes 25 de julio de 2011

Políticos y periodistas duermen juntos desde que Gutenberg inventó la cama. Esta semana el mundo entero asistió a un episodio que sería sencillamente otro más del viejo concubinato política-prensa, si no fuera porque lo adornan nombres célebres de periódicos, sus dueños, policías, delincuentes y políticos colgados del candelero internacional.
El asunto empezó como un caso de intervención ilícita de llamadas telefónicas, como Watergate; siguió con mentiras punibles, como Watergate y no se sabe si terminará llevándose a un gobernante entre las patas, como Watergate, porque falta conocer la magnitud de los daños finales. De ese comienzo se ha llegado al meollo del asunto, cuando se descubre a qué grado llega la colaboración o complicidad entre medios y gobiernos y de qué manera los intereses de ambas esferas del poder se mezclan, identifican, comparten y reparten.

El magnate Rupert Murdoch, en “el día más humilde de toda mi carrera”, compareció ante el Parlamento británico y, después de ofrecer disculpas por los errores de sus periódicos, descubrió vericuetos de la casa número 10 de Downing Street que sólo conocen los íntimos del ocupante en turno, en este caso, el primer ministro David Cameron. Para no ser visto, después de elecciones en que sus periódicos y televisoras intervinieron decisivamente, fue obligado a entrar por la puerta de servicio: “Sólo hice lo que se me ordenaba. Esa es la prerrogativa del primer ministro, sus colaboradores o quien quiera que haga esto. Se me pidió como un favor entrar por la puerta de atrás. Se me invitó a pocos días de celebrarse los comicios a tomar el té y para que Cameron me agradeciera el apoyo que le di”. Confesión inesperada del uso de sus medios en la manipulación de las campañas electorales. Le preguntaron si hará lo mismo con sucesivos primeros ministros. “Espero que me dejen solo”, dijo sin comprometerse.

Al día siguiente, en una lección de democracia y respeto a los ciudadanos, el primer ministro Cameron contestó en el Parlamento a las preguntas de los legisladores, entre ellas la razón de haber contratado a Andy Coulson como su asesor personal y jefe de prensa, ex director del tabloide News of de World, cerrado a raíz de las escuchas. Aunque afirma que Coulson no le dijo nada de eso, reconoció su error. “Si lo hubiera sabido no lo habría hecho”, murmuró, descubriendo la facilidad con que el director de un semanario amarillista puede saltar a vocero del gobierno británico.

El escándalo incita, por registrarse en los más altos niveles de los medios y la política internacionales, a una nueva reflexión sobre los peligros que acechan al periodismo cuando en un cambalache de favores se pone al servicio de intereses que no son los de sus lectores. Por un lado, los dueños del dinero fundan o compran periódicos, no para que cumplan su función de información y contrapeso, sino para presionar a las autoridades a favorecer sus negocios cobrando caros los apoyos. Por otro, los gobiernos corruptos encuentran en una prensa servil la inmunidad cobijadora de sus delitos y la alientan mientras tratan de poner mordazas a las voces independientes. El caso se eleva a ejemplo de observancia universal, al que, por supuesto, no escapa México.

Gran Bretaña ha dado numerosos ejemplos de buen periodismo. Si es ahí donde se han ventilado ahora los malos manejos de las informaciones, también ha sido ahí donde periódicos como el Guardian han realizado las investigaciones que obligaron a sus presuntos responsables a rendir cuentas. Su tradición de informar libremente data de siglos. No pasa lo mismo en México.

Después de siete décadas de un periodismo que reflejaba la hegemonía de un solo partido político en todas las actividades sociales, México entró apenas al camino democrático, uno de cuyos frutos más valiosos es el del respeto a la libertad de expresión. Los riesgos son enormes porque la entreverada conducta de dueños de medios y políticos en cargos públicos no augura buen futuro, a menos de que se logre fijar distancias mediante el fortalecimiento de las leyes y su aplicación.

El derecho al ejercicio de opinar en un sistema en que los criticados se coluden con los falsos críticos, es cada vez más difícil. Si alguna enseñanza aprovecháramos del ejemplo inglés, sería la de establecer un marco legal que evitara la complicidad de los poderes político y mediático.

Con el paso del tiempo el amor pecaminoso perdió primero el recato y después el cuidado hasta llegar a candentes intercambios sin protección alguna, dando lugar a contagios y embarazos indeseados. Hoy los dos poderes van del brazo y por la calle, exhibiéndose ante millones de miserables desnudos también, aunque por distintos motivos.




Negrita linda.afro
avatar
Negrita linda.

Cantidad de envíos : 1107
Fecha de inscripción : 18/02/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.