Las Tres Gracias

Ir abajo

Las Tres Gracias

Mensaje  Ety el Miér Dic 23, 2009 6:10 am

LAS TRES GRACIAS: UNA CELEBRACIÓN A LA MUJER…

por Felix Larocca

En la mitología griega las tres diosas de la belleza, la alegría y del encanto eran las hijas del dios Zeus y de la ninfa Eurínome. Ellas fueron llamadas Aglaya (Esplendor), Eufrosina (Alegría) y Talía (Regocijo).

Las Gracias presidían sobre banquetes, bailes y toda ocasión social festiva. Ellas les brindaban alegría y felicidad tanto a los dioses como a los mortales.


Compañeras frecuentes de las divinidades del amor, Afrodita y Eros; a menudo, también se unían a las Musas para cantar a los dioses del Olimpo. El
dios Apolo, les componía y les tocaba música coreográfica con su propia lira. La Gracias y la Musas se asociaban en la antigüedad con la inspiración de artistas.


Las Tres Gracias, siempre se representan juntas, como el triple propósito de
simbolizar el regocijo, la felicidad y la belleza… En el arte generalmente se representan como tres doncellas gráciles, bailando en un círculo.



Los días 5 y 6 del mes de agosto pasado, un grupo de damas procedentes de la Ciudad Capital y de La Romana, (Santo Domingo) participaron en un taller intensivo organizado por mi esposa (Lic. Margaret J.C. Larocca) y por mí, bajo el nombre de: ‘Las mujeres son verdaderamente superiores, porque…’.

Durante el primer día se cubrieron los siguientes temas:

·
La feminidad: su proceso, evolución, aspectos biológicos y psicodinámicos; su futuro.

· La espiritualidad de los nexos femeninos: de porqué el haber sido dado a luz por mujeres especiales le asegura destinos egregios a algunos seres humanos.

· El rol único y especial de la mujer en las sociedades humanas:
porqué la mujer se define mejor como líder preferido para toda sociedad
y pueblo humanos. La Feminidad como Realidad histórica vs. el machismo
como Defensa regresiva.


· Las deidades tradicionales y trascendentales:
Gaia, la Diosa Tierra. El don de la fertilidad, y las musas de las inspiraciones. La épica de Helena de Troya y las contribuciones de Mme Curie. Cuando ser mujer eleva el alma y realza el espíritu.


El segundo día concluyó con la revisión de los temas siguientes:


· Mujeres ejemplares: aquéllas, quienes sirvieron como las matrices cuyos actos y ejemplos fueran catalizadores de eventos mayores los cuales afectarían de modo decisivo el derrotero de naciones. La Silente Mayoría.

· Del no todo lo que nos acontece es muy fácil: de las penurias, de las luchas, de las amarguras, de los dolores y de las miserias que han sido asociadas con la feminidad. De cómo y de dónde derivar la fortaleza para adaptar y sobrevivir en un mundo que, muy a menudo, se torna hostil.

· La mujer de ayer y la mujer de este milenio: de cómo adoptar las posturas esenciales para desarrollar las características personales que serán necesarias para lograr ser: La MujerVisionaria.

· Una celebración especial: la mujer espiritual sus derechos, deberes, orígenes históricos y su legado futuro.

· Acto de Conclusión y Clausura.


El formato para este evento consistió de charlas de 45 minutos de duración, seguidas por períodos de preguntas y respuestas. La audiencia se limitó, por la invitación de un número discreto y seleccionado de damas.



Para comenzar, se estudió en detalle el proceso evolutivo e histórico que culminase en la posición única de la mujer como entidad moderna. Los trabajos de tantos pensadores como lo fuese, entre ellos, el genio indisputable del Profesor hispano don Gregorio Marañón, quien forjara teorías hilvanadas alrededor del hecho de que el ‘macho’ de la especie humana constituye simplemente (más o menos) en la reducción cromosomática de una ‘pierna’ de uno de los dos cromosomas sexuales XX, resultando en la fórmula cariocítica XY. Proponiendo que de esa manera, el ‘macho’ era más
macho, por ser menos hembra.


De ahí se introdujeron ideas derivadas de las varias culturas, cuyos
comportamientos anti-feministas ignoran el hecho de que, aún en el campo de la competición atlética, la mujer a veces, ha tenido éxitos sobrepasando los del hombre.


La figura armoniosa de la estatua de Las Tres Gracias, sirvió como punto de partida para discutir la espiritualidad de los nexos femeninos, y la presencia de una realización reciente por algunos grupos de hombres de que su sexo carece de esa espiritualidad especial. De cómo la mujer-madre ‘selecciona’ el hijo cuyos éxitos son posibles a través de su inspiración sobre determinista.

Más adelante se tradujeron las cualidades únicas de algunas mujer soldados, luchando lado-a-lado con sus compatriotas varones, arriesgando sus vidas por el bien patrio común. Mujeres cuyo heroísmo, a menudo, pereciera con ellas. Mujeres cuyo ‘machismo’ fuese ejemplar.

En Santo Domingo tenemos muchas, por razones de tiempo, estudiamos las vidas de ‘La Coronela’, Juana Trinidad (o Saltitopa) y las hermanas Mirabal.

El primer día concluyó recordando los temas de los atributos únicos y nobles que han sido consignados a los arcanos de la mitología, de la Historia y de la Literatura acerca de los dones únicos de nuestras madres, esposas e hijas… en fin, de la mujer…

El segundo día constituyó una
tour deforce más avanzada acerca de las cualidades que son únicas y que hacen de la mujer el ser sin paralelos que ella es.

El tema de La Silente Mayoría fue utilizado como metáfora representante de los logros que se acumulan quietamente a través de los esfuerzos de mujeres, que laboran calladamente sin otros fines que el de proporcionar y enriquecer el patrimonio colectivo. Las contribuciones de mujeres egregias se analizaron y sus ejemplos se discutieron.

Más adelante se vislumbraron los temas tristes de la mujer quien, a menudo es atacada, vilipendiada y hecha víctima (a veces con la complicidad hipócrita de las instituciones cívicas y ‘representativas’) de la tragedia que
constituye la adopción de principios ‘machistas’ para disminuirlas a
ellas. La razón para esto siendo el miedo de quienes temen el ver a la
mujer en control.


La Mujer Visionaria se discutió minuciosamente como la precursora de los eventos que marcarán una redefinición de nuestra civilización en el principio de este siglo y en la alborada de sus promesas. Las características
singulares de esa mujer se analizaron y se revisaron en detalle.


Los dos días concluyeron con la distribución de las ideas que habían sido enviados por escrito por una periodista australiana, MS. Paulina M. Larocca,
respondiendo a la petición de que ofreciese sus ideas acerca del tema
para el taller. Sus ideas siguen:


· Emocionalmente, las mujeres son más fuertes: siendo capaces de tolerar la adversidad más fácilmente.

· Siendo más astutas… (las mujeres) seleccionan su compañero… mientras que los hombres creen que fueron ellos quienes seleccionaron.

· Tienen más opciones (carrera, familia, amistades genuinas…) pretendiendo ser más débiles, frecuentemente velando sus poderes hasta el momento
oportuno y (a veces) más inesperado.


· Poseen la capacidad para formar relaciones más íntimas. Hallan la relación uno-a-uno natural y satisfactoria.

· Creen más en el soporte mutuo que en el ofrecer consejos, teniendo más importancia que el decirle a alguien como resolver sus problemas.

· En sus deberes, son más cumplidoras y dignas de confianza.

· Dedican (a todas las cosas) mayor esfuerzo… aunque los hombres reciban más crédito que ellas.

· Poseen más paciencia y mayor capacidad de tolerancia.

· Son mejores defensoras (de) y nodrizas, para todos.

· Pueden reírse acerca del hecho de que son ‘mujeres’.

· Son mejores estudiantes. El aprender cosas nuevas les resulta más fácil.

· Están más conscientes del mundo que les rodea y del lugar que en éste ellas ocupan.

· No tienen miedos relacionados con la competencia físico-sexual.

· Maduran más rápidamente.

· Son más armoniosas estéticamente.

· Toman el tiempo para responder a preguntas cuyas contestaciones son obvias…

· Son infinitamente más organizadas y pueden llevar a cabo varios proyectos diferentes simultáneamente.


Este evento de dos días fue la culminación de varias jornadas didácticas y de soporte mutuo que fuesen comenzadas en el año 1992 con el propósito de instruir ciertos grupos de personas interesadas en el Arte del Saber Vivir.

Para muchos, el estereotipo de ser hombre es el de luchar por ideales nobles, elevados y abnegados.

Por ello el folklore de los años cerca de las dos guerras mundiales produjeron un ‘diluvio universal’ de historietas cómicas — Dick Tracy, Superman, Batman,
etc. Donde el héroe era eminentemente distante de la relación
interdependiente con mujer alguna, no fuera que sus metas de vencer las
fuerzas del mal fueran distraídas.


Hoy la mujer es distinta y merece que sus idiosincrasias sean consideradas.



Desde que se inventara la píldora como método contraceptivo, con todas sus inconveniencias, la mujer moderna se ha liberado. Se ha liberado de la carga ominosa y humillante de ser partícipe desigual al hombre en el acto sexual y
reproductivo, conceptos que no son idénticos. Como tampoco idénticos
son el acto de comer y el de alimentarse.


La mujer de hoy, no es el ser inferior que de antes se intimara. Pero no lo es, porque hoy sea masculina (léase, lesbiana), o porque tampoco le teme al éxito a la par con el hombre, sino porque no le importa rechazar los estereotipos que el hombre le ha asignado: ser dependiente, tonta, descalza y preñada.

La mujer moderna es un ejemplo de éxitos sobre-debidos y de oportunidades intangibles que a su sexo los hombres (por miedos) negaran… y que por las mismas razones, muchos, aun niegan.



Vertebrados superioresque nacen indefensos, necesitan de los cuidados y devoción materna para lograr un desarrollo exitoso. Para que ello suceda, la Naturaleza ha establecido programas innatos en los miembros de esas especies que los necesitan, para que formando un apego adecuado, exista mutualidad afectiva, física y emocional entre la madre e hijo. Así procede el
desarrollo normativo.


Es tan importante que estos eventos ocurran así, que los resultados desastrosos de su supresión son de consecuencias trágicas para el recién nacido que no los ha tenido, sea simio, ratón o ser humano.


Con nuestras dependencias en el comercio, en la banca y en el mercado internacional, las industrias se han percatado de que la mujer ofrece un elemento singular para la expansión y el desarrollo económico de las naciones más avanzadas del mundo. Se han aprovechado de este ‘descubrimiento’ aun los gobiernos, que usan a mujeres como negociadores entre ellos en sus disputas territoriales y confrontaciones armadas.

Es una lástima que las pocas mujeres representativas del desarrollo político de
la República Dominicana sean tan inadecuadas como necias en su gran mayoría.

Afortunadamente, son así, porque
así son, y no por ser mujeres.

Pero en otros campos como son la banca y el mercadeo, el derecho, la medicina, la psicología médica, el paisajismo, la enseñanza a nivel avanzado, y el atletismo, entre otras áreas, la mujer dominicana principia a destacarse mientras que avanza a pasos agigantados.

En algunos países europeos y en los países norteamericanos, la mujer se pregunta lo siguiente:

Si me he educado paradquirir conocimientos y lograr ser mujer de carrera, ¿por qué voy arenunciar mi futuro para convertirme en la ‘señora’ de Fulano de Tal, tenerle los hijos y terminar dependiendo de él por el resto de mi vida?

  • Si no estoy segura de que estoy ‘cortada’ para ser madre, ¿por qué debo de convertirme en una?

  • Si entiendo a ciencia cierta que el ser esposa y ser madre, son roles indispensables que requieren algo más, que el simple afanarme a practicar el sexo reproductivo sin saber por qué se hace.

  • Si no deseo ser sumisa en mis relaciones con otros seres humanos, incluyendo un esposo, ¿por qué debo jurarle a otro ser humano obediencia y lealtades que muchos hombres no respetan, reciprocan o entienden?

  • Si sé, y lo sé bien, que el criar hijos es una labor tan abnegada como crucial para las sociedades humanas, ¿cómo voy a permitirme parir para que otros me críen los míos?

  • Si entiendo que el amor maduro entre esposos, trasciende los años en que serán padres, ¿por qué no ser sincera conmigo misma, decidiendo a solas (y aun con mi compañero) si estamos listos para ello, y si somos emocionalmente maduros para convertirnos en padres?

Así piensan las mujeres ‘liberadas’ y responsables de esta generación. Mujeres que decidirán inteligentemente y con racionamientos maduros el destino de sus vidas.

El procrear en el pleistoceno era fácil. La vida era simple. Pero, entonces como ahora sucede, tener hijos no traía (ni trae) felicidad por sí mismo.


El procrear en el Siglo XXI ni es fácil ni simple.

Piénsenlo, discútanlo con sus mamás (los papás, más a menudo que no, no saben de estas cosas), discútanlo con sus hermanas y decidan…

¡Buena suerte!
avatar
Ety

Cantidad de envíos : 5484
Localización : México, D.F.
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tres Gracias

Mensaje  Damablanca el Miér Dic 23, 2009 6:46 pm

Muy interesante, Ety.

Gracias.

Damablanca.
avatar
Damablanca

Cantidad de envíos : 5190
Localización : España
Fecha de inscripción : 18/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.